Biografia de Emiliano Zapata

Biografía de Emiliano Zapata (1879-1919) fue un caudillo militar, de origen campesino, que se convirtió en uno de los más importantes líderes de la Revolución Mexicana (1910-1920). Tuvo un papel importante en el derrocamiento de la corrupta dictadura de Porfirio Díaz "El Porfiriato" en el año 1911, y luego uniría sus fuerzas con otros generales revolucionarios para derrotar a Victoriano Huerta en 1914. Emiliano Zapata comandó un ejército imponente, pero rara vez salio al ataque, prefiriendo permanecer en su base revolucionario en Morelos. Emiliano Zapata era un revolucionario idealista y convirtio a la reforma agraria en uno de los pilares de la Revolución Mexicana, fue conocido con los nombres de "El Caudillo del Sur" , "El Atila del Sur", "El Tigre del Sur". Sería asesinado en el año 1919.

Emiliano Zapata antes de la Revolución Mexicana


Antes del estallido de la Revolución Mexicana, Emiliano Zapata era un joven campesino como muchos otros en su estado natal de Morelos. Su familia vivía bien, en el sentido de que tenía su propia tierra y no trabajaban como peones en una de las muchas plantaciones de caña de azúcar. Zapata era un persona culta y refinada además de ser buen jinete y conocido torero. Fue elegido presidente del pequeño pueblo de Anenecuilco, en 1909, y comenzaría a defender la tierra de sus vecinos de los terratenientes codiciosos. Cuando el sistema legal falló en su contra, se levantaría en armas junto a los campesinos y amenazarían a tomar las tierras que les pertenecían por la fuerza.

INICIO DE LA REVOLUCION MEXICANA

Emiliano Zapata y el fin del gobierno del Porfiriato

En 1910, el presidente de México, Porfirio Díaz, convocaría a elecciones presidenciales en las cuales buscaría la reelección, pero competiría con el Partido Nacional Antirreeleccionista dirigido por Francisco I. Madero. Porfirio Díaz ganaría las elecciones que serían empañadas con rumores de fraude, ante eso Francisco I. Madero se vio forzado a ir al exilio en los Estados Unidos.

Levantamiento de los lideres guerrilleros campesinos

Desde los EE.UU Francisco I. Madero llamó a la revolución y levantamiento en armas contra la dictadura del Porfiriato en el documento llamado Plan de San Luis Potosí. En el norte de México, su llamado fue contestado por Pascual Orozco y Pancho Villa, que muy pronto organizaron grandes ejércitos campesinos al interior de Mexico. En el sur, Emiliano Zapata vio esto como una oportunidad para el cambio. También él, levantó a los campesino en armas y comenzó a luchar contra las fuerzas federales en los estados sureños. Cuando Zapata capturo la ciudad de Cuautla, Morelos en mayo de 1911, Porfirio Díaz supo que su periodo había terminado y se iría al exilio en Europa.

El Plan de Ayala de Emiliano Zapata

La alianza entre Emiliano Zapata y Francisco I. Madero no duraría mucho tiempo. Madero no creía realmente en la reforma agraria, que era por lo que había luchado Emiliano Zapata principalmente. Cuando las promesas reformistas de Francisco I. Madero no se hicieron realidad, Emiliano Zapata levantaría a los campesinos en contra de su antiguo aliado. En noviembre de 1911, Emiliano Zapata, escribió su famoso Plan de Ayala, donde declaró desconocer la autoridad del gobierno de Francisco I. Madero por traicionar las causas del campesinado mexicano, además de proclamar que la lucha armada era la única forma de obtener justicia. En el Plan de Ayala, Emiliano Zapata, esbozaría un plan para una verdadera y radical reforma agraria: La tierra es de quien la trabaja.

Emiliano Zapata lucharía contra las fuerzas federales en el sur, cercanas de la Ciudad de México. Antes de que él pudiera derrocar a Madero, el general Victoriano Huerta junto a Félix Díaz encetarían un golpe de estado, en febrero de 1913, ordenando el arresto Madero y luego su asesinato.

Lucha contra la dictadura de Victoriano Huerta

Victoriano Huerta era un general que había sido responsable de muchas atrocidades en el sur de México al tratar de poner fin a la rebeliones campesinas. Emiliano Zapata no estaba solo para combatir a la nueva amenaza: en el norte, Pancho Villa, que había apoyado a Francisco I. Madero, de inmediato tomo partido contra Victoriano Huerta. A ellos se le unieron dos figuras de recién presencia en la Revolución Mexicana, Venustiano Carranza (promulgo el Plan de Guadalupe, donde declaraba ilegitimo al gobierno de Victoriano Huerta) y Alvaro Obregón, que levantaron grandes ejércitos en Coahuila y Sonora, respectivamente. Juntos pusieron fin el gobierno golpista de Victoriano Huerta, quien renunció y huyó del país en junio de 1914 después de repetidas derrotas militares frente a los "Cuatro Grandes".

Gobierno provisional de Venustiano Carranza y alianza entre Emiliano Zapata y Pancho Villa

Con Huerta fuera de escena, los cuatro grandes casi de inmediato empezaron a luchar entre ellos mismos. Pancho Villa y Venustiano Carranza se despreciaban mutuamente, y empezaron a combatir incluso antes de la retirada de Huerta del poder. Álvaro Obregón, quien consideraba a Pancho Villa una bala perdida, de mala gana tuvo que apoyar a Carranza, quien se nombró a sí mismo presidente provisional de México. Emiliano Zapata supo que no compartía los mismos ideales revolucionarios que Carranza, por lo que inclino su apoyo a Pancho Villa (hasta cierto punto). Principalmente se quedó al margen del conflicto entre Francisco "Pancho" Villa y Venustiano Carranza. Durante el gobierno provisional de Carranza, Álvaro Obregón demostraría sus cualidades militares al derrotar a Pancho Villa en el transcurso del año 1915, lo que permitiría al gobierno de Carranza centrarse su atención en el revolucionario campesino Emiliano Zapata.

Foto donde aparecen Emiliano Zapata junto a Pancho Villa. En donde ambos ese día se sentaron en la silla presidencial (Ciudad de Mexico, 14 de diciembre del año 1914).

El ejercito femenino de Emiliano Zapata: Las soldaderas

El Ejército revolucionario de Emiliano Zapata, conformado por campesinos principalmente, fue el único en que se les permitió a las mujeres unirse a las filas y servir como combatientes. Aunque otros ejércitos revolucionarios tenían muchas mujeres entre sus seguidores, en general, no luchaban (aunque hay excepciones). Sólo el Ejército Libertador del Sur (ELS) comandado por Emiliano Zapata tuvo un gran número de mujeres combatientes: algunas fueron incluso oficiales. Algunas feministas mexicanas modernas apuntan a la importancia histórica de estas "soldaderas, coronelas, vivanderas o adelitas " como un hito en los derechos de la mujer.

Asesinato de Emiliano Zapata - Fin de la rebelión en el Sur

A principios de 1916 Venustiano Carranza enviaría a Pablo González, su general más despiadado, para perseguir y acabar con la revolución de Emiliano Zapata, de una vez por todas. González empleó una política de tierra arrasada sin tolerancia: destruyó aldeas, ejecuto a todos de los que se sospechara que apoyaban a Emiliano Zapata. Aunque Zapata fue capaz de conducir a los federales fuera su territorio a cabo de un tiempo en 1917-8, regresaron a continuar los hostigamientos. Venustiana Carranza le diría al general Pablo González que debería exterminar a Emiliano Zapata por cualquier medio necesario. El 10 de abril de 1919, Emiliano Zapata sería traicionado, emboscado y asesinado por el coronel Jesús Guajardo, uno de los oficiales de Pablo González que había fingido querer cambiar de bando y acordar un alianza con Zapata.

Legado del revolucionario mexicano Emiliano Zapata

Los partidarios de Zapata fueron sorprendidos por su repentina muerte y muchos se negaron a creerlo, y prefieren pensar que había enviado, tal vez a un doble en su lugar y ese habría caída en la trampa. Sin él la rebelión en el sur mexicana, pronto se apagaría. En el corto plazo, la muerte de Zapata puso fin a sus ideales de reforma agraria y un trato justo para los agricultores pobres de México.

A la larga, sin embargo, el hizo más por sus ideales en la muerte de lo que hizo en vida. Al igual que muchos idealistas carismáticos, Zapata se convirtió en un mártir tras su traicionero asesinato. A pesar de que México todavía no ha aplicado el tipo de reforma agraria que él quería, se le recuerda como un visionario que luchó por los derechos de los campesinos oprimidos por los terratenientes ambiciosos.

A principios del año 1994, un grupo de guerrilleros armados atacaron varias poblaciones en el sur de México. Los rebeldes se hacían llamar el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). Eligieron el nombre, dicen, porque a pesar de la Revolución Mexicana había triunfado, la visión de Emiliano Zapata todavía no había llegado a ejecutarse. Esto fue un golpe importante al partido gobernante PRI, que tiene sus raíces en la Revolución Mexicana y se supone que es el guardián de los ideales de la Revolución. El EZLN, después de hacer su declaración inicial con armas y la violencia, casi de inmediato pasaron a los campos modernos de batalla: como el Internet y medios mundiales de comunicación.