Revolución Francesa: Asamblea Legislativa

La Asamblea Legislativa (1791 - 1792): Al terminar sus labores la Asamblea Constituyente, se convocaron a elecciones a fin de nominarse a los representantes que, por disposicion de la Constitución de 1791, habrían de integrar la Asamblea Legislativa. Salieron elegidos 745 diputados, todos ellos eran "gente nueva", animados de la mas pura ideología y del pensamiento y espíritu sincero de trabajar por una Francia, acorde con los "principios inherente a todo ser humano".

La labor fundamental de la Asamblea Legislativa fue la de dar leyes y normas jurídicas para gobernar mejor el país. Iniciaron sus trabajos el 1 de octubre de 1792 y, bien pronto, pudo apreciarse que los asambleístas estaban divididos en dos bandos:

a) Los Constituyentes o Fuldenses, quienes sostenian la aplicacion estricta de la constitución y el mantenimiento integral de los poderes del rey, pese aun a las mas adversas circunstancias.
b) Los Jacobinos, integrados por la mayor parte de los diputados de la región de la Gironda, que se inclinaban por el establecimiento del gobierno republicano, reduciendo en consecuencia, en todo lo que fuera posible, los poderes y atribuciones del rey.

Al margen de los ardientes debates que tenían en el seno de la asamblea legislativa, dos hechos de singular trascendencia tuvieron lugar durante este periodo de la Revolución Francesa; ellos fueron: 1. Guerra contra Austria; 2. La Revolución del 10 de agosto

1. Guerra contra Austria:

Desde el comienzo del proceso revolucionario francés, muchos nobles habianse refugiado en el exterior, constituyendo el grupo de los "emigrados", asimismo, algunas potencias, como Austria y Prusia, cuyos monarcas eran parientes de Luis XVI, tenían vivo interés en intervenir con sus ejercitos en territorios de Francia. La situacion se torno mas grave cuando los diputados girondinos, debido a su predominio en la Asamblea Legislativa, se mostraron partidarios de la guerra, ya que veían en ella un medio de asegurar el triunfo y de propagar por el Viejo Continente "Europa", los ideales revolucionarios: Igualdad, Libertad y Fraternidad.

En esas circunstancias, los reinos de Prusia y Austria, en la Convención de Pilnitz, realizada en noviembre de 1791, acordaron enviar un ejercito que, bajo el mando del arrogante duque de Brunswick, debería invadir a Francia y salvar , de esta manera, a Luis XVI. Ante esta situación, la Asamblea Legislativa presiono al rey, quien pese a la resistencia y a la serie de dilaciones que opusiera, no tuvo mas remedio que declarar la guerra a Austria el 20 de abril de 1792. por entonces, el duque de Brunswick enviaba un insolente manifiesto, anunciando que "París seria destruida y arrasada", en caso peligrara la vida del monarca francés. La reacción popular no se hizo esperar. Se declaro la "Patria en peligro" al influjo de las ideas del ilustre orador Jorge Danton quien afirmaba: "Cuando la patria esta en peligro, nadie puede negarse a prestarle sus servicios... para vencer a nuestros enemigos necesitamos valor, mas valor, siempre valor... y Francia sera salvada".

Así se formaron cuerpos de milicianos en las diferentes regiones del país que, después agrupados, fueron colocados bajo la excelente dirección del General Doumouriez. Francia, pues, vivía momento de zozobra e inquietud ante el peligro que cernia, ya que el ejercito invasor había penetrado hasta la ciudad de Verdum. Sin embargo, ante el asombro del mundo europeo, el ejercito austro-prusiano, fue derrotado en la batalla de Valmy, el 20 de setiembre de ese año (1792); pudo mas el valor, el esfuerzo y el heroísmo francés que la técnica y la táctica del que, hasta entonces, había sido catalogada como el mejor ejercito del Viejo Continente.

2. La Revolución del 10 de agosto (1792)

Mientras los ejercitos marchaban al campo de batalla, en París tenían lugar acontecimientos que precipitaron la caída del Rey. Al conocerse el manifiesto del duque de Brunswick, grandes protestas y agitaciones contra Luis XVI y contra Austria, se produjeron en las principales ciudades de Francia. En París, el pueblo marcho y asalto el Palacio de las Tullerias, poniendo en peligro la vida del monarca, quien se salvo colocándose al amparo de la Asamblea Legislativa. En estas jornadas, se descubrió la complicidad del rey con las potencias extranjeras, al encontrarse numerosa correspondencia que incitaban la intervención, por tal circunstancia la Asamblea Legislativa acordó el cese de las funciones de Luis XVI, quien fue encerrado en prisión, suprimiéndose, de esta manera, la Monarquía Constitucional.

Frente a estos acontecimientos, el fervor popular aumento cuando un grupo de revolucionarios procedentes de Marsella, ingresaron entonando una nueva canción que mas tarde fuera bautizada como La Marsellesa y que, compuesta por un joven oficial de la región del Rhin: Rouget D Lisle, se convirtió en el Himno Nacional de la Revolución Francesa.
-------------------------------------------

Periodos de la Revolución Francesa

Revolución
Francesa

Estados Generales
(5 mayo de 1789)
Periodo Monárquico
Asamblea Nacional
(17 junio de 1789)
Asamblea Constituyente
(1789 - 1791)
Asamblea Legislativa
(1791 - 1792)
Convención Nacional
(1792 - 1795)
Periodo Republicano
Directorio
(1795 - 1799)
Consulado
(1799 - 1804)
Imperio Napoleónico