La Noche Triste

La Noche Triste (Huida de los conquistadores de la ciudad de Tenochtitlan)
La Noche Triste ( "Noche Triste") La noche del 30 de junio de 1520, fue un episodio importante en la Conquista española de México, dónde Hernán Cortés y sus huestes son derrotadas en su objetivo de Conquista del Imperio Azteca y tuvo que huir de la capital azteca "Tenochtitlan", Donde apenas pudieron escapar por la noche con vida.

Llegada de los españoles a Tenochtitlan

Moctezuma II y Hernan CortesLa expedición de Cortés llegó a México-Tenochtitlan, la capital azteca, el 8 de noviembre de 1519 donde el emperador Moctezuma II, rodeado de la nobleza mexica, lo esperaba. Pero poco después lo tomarían de prisonero al Emperador azteca Moctezuma II. Durante los siguientes seis meses, Cortés y sus aliados nativos, Los tlaxcaltecas, fueron invitados en la ciudad capital azteca cada vez más inoportunos.

En junio, las noticias de la costa del Golfo llegaron a Hernan Cortés de que una expedicion grande de españoles había sido enviado por el gobernador Velázquez de Cuba para su detención por insubordinación. Hernan Cortes dejo Tenochtitlán al cuidado de su lugarteniente confianza, Pedro de Alvarado, Cortés marcho a la costa y derrotó a la expedición cubana dirigida por Pánfilo de Narváez. Cuando Cortés dijo a los soldados derrotados sobre la ciudad de oro, Tenochtitlan, decidieron unirse a él.

Matanza en Templo mayor y enfurecimientos del pueblo Azteca
Muerte de Moctezuma II

Durante la ausencia del conquistador español Hernan Cortes, Pedro de Alvarado quedo al mando y dirigió un ataque preventivo contra muchos de los nobles Aztecas en el Templo mayor, matando a decenas o cientos de ellos.

Poco después, los aztecas asediaron el Palacio donde se encontraban los españoles y prisionero el emperador Moctezuma II. Hernan Cortés ordenó a Moctezuma a hablar en un intento para sofocar el violento tumulto, Moctezuma II se asomó a la azotea (o balconada) de su palacio, instando a sus seguidores a retirarse. La población contempló horrorizada la supuesta complicidad del emperador azteca con los españoles, por lo que comenzaron a arrojarle piedras y flechas que lo hirieron mortalmente, el emperador sufrio de una conmoción cerebral. Moctezuma murió unos días más tarde, ya sea de sus heridas o asesinado por los españoles, eso se desconoce.

A su regreso a finales de junio, Hernan Cortés encontró que los aztecas habían elegido un nuevo rey, Cuitláhuac.

Huida de Tenochtitlan

Los españoles, al mando de Hernan Cortes, bajo ataque y con escasos alimentos deciden salir de la ciudad Tenochtitlan. Huyeron en la medianoche del 30 de junio de 1520. Cortés dio la señal de partida y bajo la consigna de silencio, marcharon por un puente de canoas en dirección a Tlacopan (Tacuba). Antes de llegar a la calzadas de salida de la ciudad azteca fueron observaron por guerreros aztecas, que sonaron la alarma que alertaba de la huida de los españoles. Como los españoles y sus aliados alcanzaron la calzadas de salida, cientos de canoas aparecieron en las aguas junto a los guerreros aztecas. Los españoles y sus aliados nativos lucharon en su camino de huida bajo la lluvia ante un sinnumero de flechas, utilizando puentes portátiles para cubrir las brechas, aunque como la batalla fue muy sangriento y feroz en su progresó algunas lagunas se habían convertido en un cementerio de restos humanos que fueron de ayuda, a la hora de cruzar, para los fugitivos.

Las perdidas españoles fueron considerables se dice que en la huida se perdio la mitad de la tropa española y heridos casi todos los demás (Bernal Díaz del Castillo afirma que murieron seiscientos cristianos, más de la mitad de la hueste de Cortés). Se afirmó que el 90% del producto del saqueo del tesoro de Moctezuma se perdió. En algunos casos, el oro y las armaduras de los españoles ponderaron tanto que ellos se ahogaron.

El botín de oro y otros objetos robados de los aztecas se perdieron en la desesperada huida; muchas de los españoles habían saqueado mucho oro que no pudieron llevarse.

Hernan Cortés afirmó que sólo 150 españoles se perdieron junto con 2.000 aliados indígenas, mientras Francisco López de Gómara, capellán de Cortés, unos 450 españoles y 4.000 aliados habían muerto. Los supervivientes mujeres incluyen a La Malinche, amante de Cortes y dos de las hijas de Moctezuma bajo cuidado de Cortés.

Trayecto al territorio Tlaxcala y la Noche Triste

Tras esa noche, Hernan Cortes con La Malinche a su lado, se sento bajo un gran árbol ahuehuete en Popotla y lloró por la pérdida de sus hombres y la mayor parte de las riquezas que había adquirido.

El trayecto de los conquistadores españoles continuó de Tlacopan (Tacuba) hacia Otumba, donde tuvieron que confrontarse nuevamente con los guerreros mexicas en el episodio conocido como la batalla de Otumba, no lejos de Teotihuacan, lucharon contra los aztecas que los perseguían y derrotandolos decisivamente, la cual terminó con la muerte del capitán mexica que iba al mando y su ejercito azteca que huyo y se disipo. Finalmente pudieron llegar al territorio aliado de Tlaxcala donde Cortés trazo el asedio de Tenochtitlan y la eventual destrucción del Imperio Azteca. Mas pasó más de un año para poder conquistar la ciudad de México-Tenochtitlan.