Batalla de Arica

La Batalla de Arica, fue una batalla en la Guerra entre Perú y chile o llamada tambien como la Guerra del Pacífico donde se asalto y tomo el Morro de Arica . Se libró el 7 de junio de 1880, en la ciudad de Arica entre las fuerzas de Perú y Chile.


Después de la Batalla de Tacna (llamada tambien Batalla del Alto de la Alianza), Y el retiro de los bolivianos de la Guerra del Pacifico, el Perú tuvo que permanecer solo el resto del conflicto. a necesidad de un puerto cercano a la ubicación del ejército, a fin de suministrar y reforzar las tropas y la evacuación de los heridos, hizo que Chile ponga su atención en el departamento de Tacna para usarlo como puerto de suministro. Por lo tanto, una fracción del ejército chileno, dirigido por el coronel Pedro Lagos, lanzaron un asalto simultáneo en ambos lados y capturaron el Morro de Arica que era defendida por las tropas peruanas bajo el mando del valiente coronel Francisco Bolognesi. En esta lucha, el comandante peruano murió junto con varios oficiales y más de 1.000 hombres.

La victoria de Chile puso fin a la fase del conflicto conocida como Campaña de Tacna y Arica , dando como resultado la ocupación de toda la provincias de Tarapacá y Tacna. Después de esta acción, comenzó una nueva etapa de la Guerra entre Perú y Chile, la cual se llamo la Campaña de Lima que siete meses después concluyó con la caída de la ciudad de Lima, capital del Perú, .

La ciudad de Arica nunca regresó a manos peruanas, se cedió temporalmente a Chile después de del Tratado de Ancón, en1884. La ciudad se mantuvo militarmente ocupada por las fuerzas chilenas hasta que el Tratado de Lima, en 1929, decidio ceder con carácter permanente a la soberanía chilena.

Desde que estalló la guerra en 1879, la fase inicial de la guerra fue naval que llegó a su fin con la captura del Huascar en Batalla de Angamos, en octubre de 1879. El ejército chileno llevaba una serie de victorias, como el Combate de Pampa Germania y la batalla de San Francisco, pero el terminó con el éxito del Perú en la Batalla de Tarapacá, el 27 de noviembre de 1879. A pesar de esta victoria tardía, los aliados (Perú y bolivia) perdieron el control del departamento de Tarapacá, y el descontento popular en los países aliados llevaron a la deposición de el Presidente Prado en el Perú y Hilarión Daza en Bolivia, reemplazados respectivamente, por Nicolás de Piérola Villena y el general Narciso Campero.


La Batalla de Arica

Cuadro de la Batalla de Junín
Después de la Batalla de Tacna, el Col. Pedro Lagos había recibido órdenes del alto mando chileno y del general Manuel Baquedano para tomar el puerto peruano de Arica a cualquier precio. Lo dejaron decidir sobre la manera de hacerlo, por lo que Lagos decidió un asalto frontal con sólo 4.000 hombres de infantería, divididos en tres grupos.

“ ...Este ataque no se hará trote, muchachos. Tienen que llevarlo a cabo a la carrera. El enemigo debe ser sorprendido y forzado a rendirse antes de explotar las minas poderosas del cabo de Arica"...

—Coronel Pedro Lagos

Los objetivos fueron las 3 principales defensas de la ciudad: la fortaleza del Este, la fortaleza de la ciudadela y, finalmente, la fortaleza del Cabo. El fuerte de la Ciudadela iba a ser tomada por el 3 º Regimiento de Línea con el "Buin" 1 º regimiento de línea en la reserva. La fortaleza del Este sería atacado por el 4 º Regimiento de Línea. El coronel Lagos se mostró recio a atacar directamente a Arica por temor excesivo derramamiento de sangre, por lo que pidió la rendición de su oponente Col. Francisco Bolognesi, un veterano italo-peruano cuando estalló la guerra. los motivos de Lagos cayó en oídos sordos cuando Bolognesi respondió: Tengo deberes sagrados que cumplir y los cumpliré hasta quemar el último cartucho.

Inicio de la Batalla de Arica

La Fuerza Perúana, evidentemente, no tenía otra opción que esperar el ataque a sus defensas y aguantar el ataque enemigo lo mas que pudieran para evitar una victoria chilena facil.

Utilizando la oscuridad de la noche, la Línea 3 y 4 del regimiento chileno marcharon hacia el valle de Azapa y sus objetivos. Los centinelas del Perú en el fuerte de la ciudadela vieron el despliegue de los soldados chilenos y comenzaron a disparar contra ellos. El Regimiento de la Línea 3 corrió hacia el fuerte y enfrentaron un combate cuerpo a cuerpo con los soldados peruanos. Los defensores fueron rápidamente derrotados y vencidos. El uso de minas terrestres hizo que la fuerza de asalto estuviera furiosa y no tomara prisioneros, sólo la acción de los agentes extranjeros impidió una aniquilación total de las tropas peruanas.

El asalto al Morro de Arica

En el fuerte del Este ocurrió exactamente lo mismo, esta fortaleza fue tomada por el 4 º Regimiento de Línea, que también superaba en número al ejercito peruano. El ejercito chileno aniquilo a los tropas peruanas que se defendían en una carga frontal, los defensores restantes se retiraron hacia su defensa principal en el cabo de Arica, lucharon y trataron de reorganizar sus líneas. En este punto, el coronel Lagos idea esperar a los refuerzos del Regimiento Buin de asalto para finalmente asaltar el Morro de Arica


Sin embargo, un soldado no identificado le gritó "¡Al morro muchachos!", Provocando el asalto en masa. Los oficiales chilenos no tenía nada que hacer sino seguir sus soldados en una frenética carrera hacia la cumbre. La infantería chilena tuvo que correr por la colina frente a los soldados peruanos al mando del Coronel Francisco Bolognesi. Rápidamente el asalto chileno degenerado en un caos confuso marcado con la explosión de minas colocadas por los defensores peruanos. Los defensores fueron invadidos y derrotados. El Plan del Coronel Francisco Bolognesi plan era hacer explotar sus reservas de pólvora cuando los chilenos llegaron al morro de Arica causando así enormes bajas entre los chilenos. Sin embargo no pudo hacerlo y cayó en combate junto con la mayoría de sus hombres.

El asalto final fue dirigido por el Comandante del 4 º Regimiento de Línea, el mayor Juan Martín de San José (Quien murió en la batalla) y el Sargento Mayor Felipe Solo de Zaldívar quien fue el primero en llegar a la cumbre.

Consecuencias de la Batalla de Arica

Los chilenos ganaron la batalla y el Coronel Francisco Bolognesi fue muerto en batalla. Algunos otros oficiales de alto rango del Perú que también perecieron fueron el Coronel Alfonso Ugarte (Que supuestamente saltó con su caballo por el acantilado en el Océano Pacífico para prevenir la captura de la bandera peruana por las fuerzas de Chile), y el coronel Mariano Bustamante, Su jefe. Estos tres oficiales peruanos, perteneciente al grupo que en la víspera de la batalla había rechazado una oferta de rendición de la guarnición del ejército chileno.

Otro oficial de alto rango que sobrevivio a la batalla fue el teniente coronel Roque Sáenz Peña (argentino), un oficial voluntario del ejército peruano, que más tarde se convirtió en Presidente de la Republica de Argentina.

La hazaña de capturar el puerto de Arica fue impresionante, pero se vio empañado por la falta de control sobre las tropas chilenas agresivas que condujo a una matanza generalizada de los soldados peruanos sobrevivientes y de los ciudadanos de la ciudad ya capturada, que fue saqueada.

Con la caída de la ciudad, el acorazado Manco Cápac se encontró con cortos suministros y con el puerto más próximo (el Callao) a cuatro días, entonces se decidio echar a pique el acorazado Manco Capac para evitar su captura por el ejército chileno.

Dado que el Morro de Arica fue el último baluarte de defensa para las tropas aliadas de pie en la ciudad, su ocupación por parte de Chile ha sido de suma importancia histórica para ambos países. La ciudad hoy en día sigue siendo parte de Chile, y es un símbolo constante de fricciones con sus vecinos Perú y Bolivia.

Publicar un comentario

8 Comentarios

Anónimo ha dicho que…
me pareciomy bonita la historia
Anónimo ha dicho que…
no es, "que supuestamente" Alfonzo Ugarte salto con la bandera debo recalcar que este suceso en verificado por muchos historiadores
Kris ha dicho que…
Supuestamente saltó es la palabra correcta para definir la accion de Ugarte. La historia chilena dice una cosa diferente y la versión peruana está siendo investigada en Perú por historiadores, no encontrando ningun antecedente historico que asi haya sido. El afán de levantar héroes a veces hace tergiversar la historia.
Anónimo ha dicho que…
Excelente nota historica narrada de forma imparcial, sin mucho apasionamiento de ambos lados del conflicto armado entre Peru - Chile.
Anónimo ha dicho que…
Les sugeriria que investigaran mas sobre el "Acorazado peruano" Manco Capac, pues este era solo un viejo monitor cuyas calderas estaban casi inservibles, por lo que era utilizado más como bateria flotante, frente a casi toda la escuadra chilena, que si poseia blindados de ultima generacion, como el "Cochrane" y el "Blanco Encalada".¿Porque no mencionan cuantos barcos chilenos bombardearon Arica dias previos para ablandar a los defensores o luchar contra el "acorazado" Manco Capac?¿Mencionan que las "minas" sembradas por los peruanos no funcionaron porque dias previos al 7 de junio una patrulla chilena capturo al ingeniero Elmore, encargado de sembrarlas y activarlas electricamente, y el les dio toda informacion sobre la ubicacion de las minas y de la central desde donde se hiban hacerlas estallar?¿mencionan que esa explosion que los chilenos atribuyeron a las minas, fue hecha por un niño-soldado peruano, quien prendio fuego a unos barriles de polvora al ver que todos sus jefes habian muerto en la batalla y la mayoria de sus camaradas yacian inertes o heridos y desbordados por la mayoria numerica de soldados chilenos, en una proporcion de 5 a 1? He escuchado y leido un mito que se repite en Chile, que la batalla solo les tomo 45 minutos, si esto fuera cierto...¿Porque el general Baquedano menciona que inicio el ataque a las 5 am, y mas adelante de su informe menciona que a las 9 am el morro estaba tomado?, no se si ando mal en aritmetica, pero de 5 de la mañana a las 9, son 4 horas de intervalo. Si piensan que mis datos son erroneos,¿porque no revisan a lo dicho por el historiador chileno Vicuña Mackenna, testigo de la guerra del Pacifico?. Tal parece que a pesar que ha trancurrido 120 años de tal conflicto, las heridas de la guerra no cierran por las imprecisiones historicas.
Anónimo ha dicho que…
La unica conclusion que puedo rescatar de todo esto es que estos Chilenos que se creen muy valientes e invensibles, tuvieron que armarse hasta los dientes para poder superar a los bravos Peruanos, leo que en casi todas las batallas que ganaron tenian una superioridad de 4 a 1, lo leo en el combate de angamos, en la batalla de arica en la batalla de lima, etc. tanto era su miedo a nosostros que tuvieron que armarse tanto y tanto con las armas de mejor calidad de la epoca para poder derrotarnos...que valentia de estos chilenitos ja ja ja
Anónimo ha dicho que…
Hay una cosa que está corroborada en la historia de la guerra del pacífico y es que Chile recibió ayuda de Inglaterra para invadir Bolivia y Perú con la supuesta causal de que ambos países se estaban aliando mediante una confeferación y su soberanía se hallaba en peligro.Chile se enfrentó a 02 paises practicamente indefensos que deseaban juntos superar la crisis económica que atravezaban,esa acción no puede ser considerada noble ni victoriosa para una nación que a escondidas se armaba militarmente para invadir países vecinos.Eso solo tiene 2 significados: cobardía y traición.

Raul Castro ha dicho que…
Falta agregar que el mejor aliado de Chile fue un militar y político peruano, traidor a la Patria, me refiero a Nicolás de Piérola, que asumió el poder en plena guerra, y que por oscuras razones, entre ellas su odio al General Montero, que lo había derrotado en múltiples asonadas y que comandaba el ejército peruano del sur, decidió cortar todo apoyo militar a las tropas acantonadas en Arica
El pueblo limeño al notar esta actitud, salió a las calles. Piérola para acallar las protestas ordeno enviar un cargamento hacia Arica en la corbeta Unión. La Unión se acerco al puerto de Arica y pasa en la oscuridad entre los buques chilenos e inmediatamente inicia la labor de descarga sin ocuparse de contestar al cañoneo enemigo.
Luego la corbeta vuelve a romper el cerco y en medio de las hurras peruanas del muelle, del asombro de los marinos chilenos y el aplauso y admiración de los barcos neutrales, que en señal de saludo lanzaron al aire sus sirenas. La Unión llego al Callao, sana y salva.
Pasada la euforia, los peruanos en Arica comenzaron a desempacar el cargamento que vino en cajas cerradas y se dieron con la triste sorpresa de que solo les habían enviado montones de tela blanca y dos ametralladoras malogradas e inservibles. Piérola se había burlado de ellos y del pueblo peruano en la forma mas cruel que se le pudo ocurrir. El historiador chileno Vicuña Makena dice “este hecho trajo desazón en los espíritus entre la oficialidad y tropas peruanas”. Ahora sabían los peruanos del ejército del sur, que estaban abandonados a su suerte y que no recibieran nada de su propio gobierno.
En este escenario, se dio la batalla de Tacna o del Alto de la Alianza, los chilenos avanzaron con 18 mil soldados y 1200 jinetes de caballería, con numerosa artillería manejada magistralmente por los artilleros ingleses. Los peruanos que estaban aliados con Bolivia opusieron 6500 peruanos y 3000 bolivianos, sin caballería y con 12 piezas de artillería.
A pesar de la tremenda diferencia de fuerzas el encuentro fue horriblemente parejo, sobresaliendo el batallón Zepita al mando de Cáceres, y por el lado boliviano, los Colorados hicieron honor a su fama de aguerridos. Ante el tremendo empuje de valor y coraje aliado, el chileno empezó a retroceder y parecía que la victoria sería aliada. Sobre este momento, Vicuña Makena escribe: “Los batallones chilenos retrocedían y parecía que iban a entrar en pánico, en ese momento la suerte de Chile pendía de un hilo”. Y lo que decía este historiador era cierto, porque Chile había invertido todo lo que tenia en esta batalla y si la perdía, simplemente perdía la guerra, porque les hubiera sido imposible volver a formar otro ejercito. Pero fue en esas circunstancias que se detuvo el avance peruano, lo que había sucedido era, que se habían agotado las municiones, entonces lo chilenos volvieron a la carga y a nuestros compatriotas no les quedo mas que batirse a bayoneta. Se perdió la batalla de Tacna y con ello la oportunidad de salvar a la nación.
La derrota del ejercito de Tacna, agobió al pueblo peruano, muchas lagrimas corrieron, cuando se difundió la noticia, sin embargo en palacio de gobierno en Lima, hubo fiesta. El 28 de mayo de ese mismo año, dos días después de la batalla, se publico en el diario oficial del gobierno de Piérola, llamado La Patria, un editorial que empezaba con las siguientes palabras: “Hace dos días atrás fue destruido en Tacna, el ultimo reducto del corrupto régimen anterior”, se refería a los mártires del Alto de la Alianza, que todo el Perú lloraba. A ese punto llego la insania mental de este dictador al servicio de Chile, la plaza de Arica y sus valientes defensores habían quedado abandonados a su suerte......