San Lorenzo (centro Olmeca)

San Lorenzo (también conocido como San Lorenzo Tenochtitlan) es una zona arqueológica de la civilización olmeca, ubicada en el estado mexicano de Veracruz. Junto con la zona arqueológica de La Venta es uno de los dos sitios más importantes de la cultura Olmeca, después de haber tenido su apogeo entre los años 1200 a.c. y 900 a.c. El sitio arqueológico de San Lorenzo incluye tres sitios arqueológicos: San Lorenzo, Tenochtitlán y Potrero Nuevo, y es especialmente conocido por varias cabezas de piedra gigantes que se encuentran allí "Cabezas Gigantes Olmecas".

Breve historia de San Lorenzo

Actualmente el sitio principal está situado en una meseta a lo largo del río Coatzacoalcos, a 60 km de la costa del Golfo de México. En los tiempos de su apogeo se hallaban en una isla. De acuerdo al investigador Duverger es del período pre-clásico. Richard Diehl distingue tres períodos en la historia de San Lorenzo:
  • San Lorenzo (1150 aC - 900 aC) 
  • Nacaste (900 aC - 700 aC) 
  • Palangana (600 aC - 400 aC)
Entre 1200 a.c. y 900 a.c. San Lorenzo fue la ciudad más grande de Mesoamérica hasta que ese lugar fue ocupado por La Venta. Hacia el año 800 antes de Cristo, San Lorenzo estaba prácticamente despoblada, pero volvió a poblarse alrededor de los años 600 y 400 a.c. y nuevamente entre 800 y el año 1000 d.c.

En contraste con el medio ambiente pantanoso de La Venta, San Lorenzo estaba en el centro de una gran área agrícola. Al parecer, fue principalmente un centro ceremonial de la cultura Olmeca, sin murallas defensivas. Se estima que la población total de San Lorenzo puede haber llegado a 13 000 habitantes.
El sitio arqueológico de San Lorenzo
Mapa de la zona arqueológica de San Lorenzo
Es difícil imaginar el aspecto del centro olmeca de San Lorenzo durante su apogeo en el año 900 a.c. El sitio ocupa aproximadamente 500 hectáreas. La meseta fue objeto de movimientos de tierra importantes, incluyendo el llenado de las áreas bajas. Hay varios lagos artificiales, que son objeto de debate entre los arqueólogos. Por lo menos diez cabezas gigantes olmecas y varios tronos formaban alineamientos de carácter ritual.

Actualmente se cree que las cabezas gigantes son representaciones de los gobernantes olmecas. Muchos de estos monumentos se concentran en el altiplano occidental, donde también hay una residencia real llamada el Palacio Rojo y un taller de escultura. Hace algún tiempo, se pensaba que las esculturas de San Lorenzo podrían haber sido mutiladas después de una revuelta que habría puesto fin a la dinastía reinante. La creencia actual es que los olmecas re-esculpían los monumentos antiguos.

El sitio también presenta un sistema de canales de drenaje subterráneos construidos con piedras cuidadosamente colocadas y ajustadas en forma de U, con un inclinación de 2%.

En la fase Nacaste que siguió a la época de apogeo de San Lorenzo no produjeron ningún monumento. Sin embargo, se distingue por un tipo diferente de cerámica. La fase Palangana es contemporánea al centro olmeca La Venta. Se caracteriza por la construcción de una serie de tumbas, se ignora si San Lorenzo dependía de La Venta en aquel tiempo.

Descubrimiento de Las Cabezas Gigantes Olmecas

Cabeza gigante olmeca
El centro olmeca de San Lorenzo Tenochtitlan fue descubierto y excavado por Matthew Stirling y Drucker en el año 1945. Se encontraron numerosas esculturas, entre ellas cinco de las famosas cabezas gigantes olmecas. El arqueólogo estadounidense Michael D. Coe retoma las excavaciones en 1964 durante tres años.

La dataciones por carbono-14 permiten establecer que San Lorenzo es anterior al centro olmeca La Venta. En 1960, el arqueólogo Alfonso Medellín Zenil encontró en la Sierra de Los Tuxtlas canteras de basalto donde se extrajeron las piedras utilizadas en las esculturas.

Entre 1990 y 1996, el "Proyecto Arqueológico San Lorenzo Tenochtitlán" permitió encontrar numerosas esculturas en la zona arqueológico ubicada en el Área nuclear Olmeca. En mayo de 1994, se descubrió la décima cabeza gigante olmeca en el sitio arqueológico de San Lorenzo. Las excavaciones realizadas por Ann Cyphers permitirán establecer nuevas fechas de carbono-14 (1700 aC).