Batalla de Junín

La batalla de Junín fue un combate militar de la Guerra de la Independencia del Perú de España, luchado en las montañas de la región de Junín, el 6 de agosto de 1824. Fue el comienzo de la campaña de Simón Bolívar, quien condujo en el Perú la destrucción de la división del Norte del ejército real español. Con la batalla de Ayacucho, la campaña terminó a principios de diciembre y con el imperio español en América del Sur.

Antecedentes

Tras el éxito parcial de la Expedición Libertadora de Chile y Argentina de José de San Martín, llega al norte de Perú y a la costa central de Lima donde declara la Independencia, pero no pudo tener a todo el país bajo su control, es así la situación política se vuelva inestable y los Patriotas se enredaban en desacuerdos.

El 6 de julio de 1822 se cerro un pacto entre la Gran Colombia y el Perú . Simón Bolívar, seguía trabajando en la pacificación en los países liberados de los realistas. Bolívar y José de San Martín se reunieron en Guayaquil (lo que condujo a la retirada final de San Martín de la guerra de independencia)

En esta situación interna y externa difícil, el Congreso peruano llamó al libertador Simón Bolívar en busca de ayuda debido a que consiguió las victorias en la Nueva Granada (Batalla de Boyacá), Venezuela (Batalla de Carabobo) y Quito (Batalla de Pichincha).

Ingreso de Simón Bolívar a la guerra de independencia en Perú

Simón Bolívar envió a Antonio José de Sucre con cinco mil soldados en dos partidos. En marzo y abril del año 1823 para apoyar a los patriotas en Perú. Sucre también debía explorar la situación política, ya que Bolívar no sentía ninguna inclinación de poner su reputación en juego en el Perú. A pesar de la fuerte presencia de los españoles en el sierra central del noreste de Lima, el desafío político de Sucre fue mayor que el militar.

La falla catastrófica después de una campaña en la costa sur propicio un golpe de estado que coloca a José de la Riva Agüero a principios de 1823 en el poder. Andrés de Santa Cruz condujo una segunda campaña en la costa sur. Su obstinación, que rechazó la oferta de ayuda de Sucre, condujo a un segundo fracaso. Este fracaso a mediados de 1823, condujo al llamado unánime de Simón Bolívar, a sabiendas de que sólo él podría asegurar la independencia de los países en guerra con España. El 1 de julio 1823, Bolívar llegó por vía marítima, con otros mil 500 soldados a Lima. Su primera tarea consistió en restaurar el orden en el Perú, ya que habían dos presidentes en este momento. A finales de 1823 Bolívar estaba ocupado en esa tarea y en el establecimiento de la administración del país.

Batalla de Junín

Cuadro de la batalla de Junín
En febrero del año 1824, los realistas habían recuperado el control de la ciudad de Lima y se habían reagruparon Trujillo.

En junio, Simón Bolívar condujo a sus fuerzas patriotas hacia el sur para hacer frente a los españoles realistas comandados por el Mariscal de Campo, José de Canterac. Los dos ejércitos se encontraron en las llanuras de Junín, en el noroeste del Valle de Jauja. Bolívar junto a 8.000 soldados llego a toda prisa para tratar de impedir la retirada realista hacia el Cuzco, envió a su caballería (1.000 soldados) para evitar el movimiento de tropas españolas hacia fuera de la llanura de Junín. Los españoles enviaron a su caballería de 1300 soldados para romper la barrera de la caballería patriota que se aproximaba y dar tiempo a Canterac para que retire a su infantería de la llanura de Junin.

La Pampa de Junin era un terreno pantanoso cerda del lago Junin y las tropas patriotas estaban tratando de organizarse para la batalla, cuando fueron golpeadas por la carga de la caballería española y se retiraron por la confusión.

Sin embargo, el mando español fue repelido por un escuadrón de granaderos colombianos comandados por el inglés Felipe Braun, logró formarse y dirigir el ataque a la retaguardia de la caballería española. El evento inesperado obligó a la caballería española a abandonar las armas, retirarse y buscar el apoyo de la infantería, que ya había abandonado la llanura. La batalla duró aproximadamente una hora y se produjeron combates cuerpo a cuerpo con lanzas y espadas (sables). Como había apenas caballerías en la batalla, las armas de fuego no fueron muy utilizadas, por eso es también llamada como la "Batalla sin Humo".

Consecuencias de la batalla de Junín

A pesar de que esta batalla es considerada como una escaramuza, este enfrentamiento militar engrandeció mucho la moral de los patriotas victoriosos, como una primera victoria en el Perú. La retirada de las tropas de Canterac después de la derrota de junín fue implacable y condujo a deserción considerable de las tropas realistas hacia el bando de los patriotas peruanos. Finalmente, el virrey del Perú, José de la Serna e Hinojosa, tuvo que intervenir como comandante de las fuerzas españolas para tratar de restablecer la moral. Philipp Otto Braun (Felipe Braun) se convirtió en el "héroe de Junín."

- Luego de la victoria en la batalla de Junin, los patriotas llegarían con más animos a la batalla que pondría fin al gobierno realista en el Perú: La Batalla de Ayacucho. Bolivar luego de liberar al Perú pondría en agenda conformar una alianza que se llamaría Federación de los Andes la cual incluiría a las repúblicas que había a ayudado a liberarse del yugo español.