Plan de Ayala

El Plan de Ayala (1911) fue un documento redactado por el líder revolucionario Emiliano Zapata durante la revolución mexicana. En ése escrito, Emiliano Zapata denunció y desconocio a el presidente Francisco I. Madero por su traición de los ideales revolucionarios, consagrados en el Plan de San Luis, promulgado por Francisco I. Madero, donde invocaba el levantamiento del pueblo contra la dictadura de Porfirio Díaz "Porfiriato" y se comprometía a restituir las tierras a los campesinos: reforma agraria en México. El Plan Ayala fue anunciado por primera vez el 25 de noviembre de 1911 en la ciudad de Ayala, Morelos.

Antecedentes del Plan de Ayala: Francisco I. Madero y su Plan de San Luis

Durante el gobierno de Porfirio Díaz "El Porfiriato" se convocaron a elecciones, donde el candidato
del Partido Nacional Antirreeleccionista, Francisco I. Madero, enfrentaria a Porfirio Díaz en dichas elecciones, pero debido a la autoritarismo del Porfiriato se encarcelaría a Madero. El resultado de las elecciones daría el triunfo a Porfirio Diaz pero con claras señales de fraude. Francisco I. Madero huiría a Estados unidos y redactaría un documento "Plan de San Luis" donde llamaba al levantamiento en armas para restituir la democracia y devolver a los campesinos las tierras arrebatadas por los hacendados.

Emiliano Zapata
, Pancho Villa, Pascual Orozco, entre otros habían respondido al llamado de Francisco I. Madero, en su Plan de San Luis, de luchar contra el régimen de Porfirio Díaz. El Porfiriato sería depuesto y Francisco I. Madero sería elegido Presidente de la Republica. Él asumió el cargo el 7 de junio de 1911, y poco después tuvo una reunión con
Emiliano Zapata donde le exigió el desarme de su ejército como condición previa para la discusión sobre la cuestión de la tierra. Insatisfecho, Zapata regresó a Morelos argumentando que si las personas no fueron capaces de lograr la justicia después de levantarse en armas, no había garantía de que la obtendrían sin las armas. Por último, después del fracaso para resolver el problema de la tierra, Emiliano Zapata, movilizaría nuevamente a su ejército.

Elaboracion y contenido del Plan de Ayala de Emiliano Zapata

El Plan de Ayala fue elaborado con la ayuda de su mentor Otilio Montaño Sánchez y de los maestros locales de las escuelas de Morelos. En él se detallaban la ideología de Emiliano Zapata y la visión de manera resumida en el grito: " Reforma, Libertad, Justicia y Ley ". más tarde su lema (después de la muerte de Zapata), sería acortado a "Tierra y Libertad!" una frase que utilizó por primera vez el anarquista y político mexicano Ricardo Flores Magón como el título de uno de sus libros. Los elementos principales del Plan de Ayala fueron:
  • Rechazo a la presidencia de Francisco I. Madero y convocatoria de elecciones libres una vez que la situación en el país se haya estabilizado.
  • La devolución de tierras y bienes a los municipios y los ciudadanos, en lugar de ser propiedad de grandes hacendados.
  • Nombramiento de Pascual Orozco como como jefe legítimo de la Revolución Mexicana e inicio de la lucha armada como único medio para obtener justicia.
  • Confirmación de la naturaleza agraria de la Revolución Mexicana
En el año 1914 se modificaría el Plan de Ayala, debido a la traición de Pascual Orozco al movimiento revolucionario y su adhesión al gobierno de Victoriano Huerta, lo que obligó a Emiliano Zapata a convertirse en jefe de la Revolución. La enmienda ratificó la intención original del Plan y pidió la continuación del conflicto hasta la deposición del presidente Victoriano Huerta, quien había ordenado el asesinato de Francisco I. Madero y el establecimiento de un gobierno leal a los principios del Plan de Ayala.

Repercusiones del Plan de Ayala

El
Plan de Ayala ponía en relieve el perfil de Emiliano Zapata, apodado "El Caudillo del Sur" y "El Atila del Sur", y su apoyo de las clases más bajas en el sur de México, como se refleja por el mayor número de miembros de su Ejército Libertador del Sur. Él se aliaría con Pancho Villa y Venustiano Carranza con los cuales lograría derrocar a Victoriano Huerta y lograr un cierto grado de orden en el país, aunque temporal. Zapata rápidamente llegó a estar en desacuerdo con Venustiano Carranza y su Congreso Constituyente y se levantó en armas una vez más. Carranza, en última instancia, ofreció una recompensa por la cabeza de Zapata, lo que resultaría en él asesinato de Emiliano Zapata el 10 de abril de 1919.

Sin embargo, el sucesor de Zapata como líder del Ejército del Sur, Gildardo Magaña, fue capaz de alcanzar un acuerdo con el sucesor de Venustiano Carranza, Álvaro Obregón, sobre una amplia reforma agraria en Morelos, por su apoyo en la revuelta de Obregón en el año 1920. Gran parte de la reforma se llevó a cabo durante la presidencia de Obregón - aunque sólo en Morelos.