Contrarreforma

La Contrarreforma Católica: La situación de la Iglesia Católica Romana, a mediados del siglo XVI, era bastante difícil ya que la Reforma Religiosa llevada a cabo en el siglo XVI. Debido a la Reforma Protestante, el mundo cristianizado occidental, hasta ese entonces hegemonicamente catolico, viose dividio entre cristianos catolicos y cristianos que ya no estaban alineados a las directrizes de Roma (Iglesias Protestantes). El catolicismo habia perdido terreno, dejando de ser la religion oficial de muchos estados de Europa y, consecuentemente, la misma amenaza se podria repetirse en las nuevas colonias del Nuevo Mundo. En ese contexto, surgia la necesidad de reformas en la Iglesia Catolica, a fin de reestructurar y barrer el avance protestante.
Europa se encontraba entre la Reforma Protestante y la Contrarreforma Catolica.

La Iglesia Católica Romana Apostolica había perdió influencia en la mitad del territorio de Alemania, debido a la Reforma de Martin Lutero, en toda Inglaterra con el surgimiento de la Iglesia Anglicana y los países escandinavos tambien protestante; también estaba perdiendo terreno e influencia en los territorios de Francia, Países Bajos, Austria, Bohemia y en Hungría donde se expandio el Calvinismo (protestantes radicales).

"El Renacimiento fue acompañada de un movimiento que cambiaría las estructuras medievales - la Reforma. "Este movimiento compuesto por dos fases principales: la revolución protestante, que hizo erupción en 1517 y tomó la mayor parte del norte de Europa separandola de la Iglesia Romana y la Reforma católica, que alcanzó su pico en 1560."

Contrarreforma Catolica: Reaccion contra la Reforma Protestante

La Contrarreforma, o Reforma Catolica, fue una barrera colocada por la Iglesia contra la creciente influencia del Protestantismo. Para enfrentar las nuevas doctrinas, la Iglesia Católica al uso de una arma muy antigua: La Inquisición (El Tribunal de la Inquisición) fue muy poderosa en Europa en los siglos XIII y XIV, en el recorrer del siglo XV perdió su fuerza. Pero en el año 1452, el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición fue reactivado para juzgar y perseguir a los individuos acusados de practicar y difundir las nuevas doctrinas protestantes.

La Iglesia Católica percibido que los libros impresos habían sido importante para la difusión de la ideología protestante, el papado instituyo, en 1564, el Index Libro rum Prohibitorum, una lista de libros (Censura) elaborada por el Santo Oficio, cuya lectura era prohibida a los católicos. Estas medidas detuvieron el avance del Protestantismo, principalmente en Italia, España, Portugal y evitaria la llegada de dichas doctrinas en las colonias americanas.

Concilio de Trento

Para remediar los abusos de la Iglesia Católica y definir con clareza su doctrina, se organizo el Concilio de Trento (1545-1563). El Concilio de Trento tomo una serie de medidas, entre las que citamos:

Puntos Basicos de la Contrarreforma:

Organizo la disciplina del clero: Los sacerdotes deberían estudiar y formarse en los seminarios. No podrían ser sacerdotes antes de los 25 años, ni obispos antes de los 30 años.

Establecimiento de las creencias católicas podrían tener origen dual: Las sagradas escrituras (Biblia) o las tradiciones transmitidas por la Iglesia Católica; solo así se autorizaba interpretar la Biblia. Mantuvieron los principios de culto a las imágenes, como el de la Virgen María.

Reafirmaron la infalibilidad del Papa y el dogma de Transubstanciación

La consecuencia mas importante del Concilio de Trento fue el fortalecimiento de la autoridad del Papa, que, a partir de entonces, paso a tener la palabra final sobre los dogmas defendidos por la Iglesia Catolica.

A partir de la Contra-Reforma surgieron nuevas ordenes religiosas, como la Compañía de Jesús ( Jesuitas), fundada por Ignacio de Loyola en el año 1540. Los jesuitas se organizaron de manera casi militar y fortalecieron la posición de la Iglesia Católica dentro de los paises europeos que permanecieron católicos. Crearon escuelas, donde eran educados los hijos de las familias nobles; fueron confesores y educadores de varias familias reales; fundaron colegios y misiones para difundir la doctrina Católica en las Américas y en Asia.