Economía de la cultura Azteca

La economía azteca se basó en la agricultura en el valle de México, lagos y lagunas cercanos, en el  comercio debido a la creación de rutas que atravesaron la ciudad del imperio azteca: Tenochtitlan,  y también financiaron su economía con la obtención de los tributos a los pueblos conquistados.

La agricultura de la cultura Azteca: Las Chinampas

En primer lugar, la agricultura fue la principal actividad económica de la cultura azteca. Los aztecas eran agricultores de campo debido a que la cuenca de México ofreció una variedad de recursos naturales. Varios lagos y sus afluentes suministraron agua potable a los habitantes del valle, además de peces. La mayoría de los alimentos producidos provenían de la agricultura. En el clima tropical de México, los aztecas sembraron el maíz, fréjoles, calabazas, amaranto, fueron capaces de sembrar Chia (una hierba del género de salvia con semillas de grasa), agave y cactus; Además, hierbas medicinales fueron cultivadas. La ganadería a gran escala no tuvo lugar, solo se mantuvieron pavos y perros.

agricultura de la cultura Azteca
La técnica agrícola de las Chinampas
En terrenos montañosos, los aztecas practicaron una técnica de cultivo llamada tlacolol. Los campos fueron cultivados por dos o tres años y luego permanecieron en barbecho (sin cultivar por periodos o ciclos para que recupere sus nutrientes). También para asegurar mayores campos agrícolas desarrollaron la técnica agrícola de las chinampas. Las chinampas fueron áreas cultivadas que se obtuvieron del suelo pantanoso, lagos y lagunas al cubrir partes de aquellos con tierra para expandir el área agrícola, y que a menudo permitían varias cosechas al año debido a su favorable humedad del suelo. En casi todas las culturas mexicanas, como por ejemplo la Tenochtitlan aplico la técnica agrícola de las chinampas en el que los residentes cultivaban sus propios alimentos y el exceso recaía en las ciudades grandes a través del comercio en Mesoamérica. Debido a que los aztecas no utilizaron las ruedas ni animales para el transporte de los alimentos, la comida podía tenía que ser transportada incluso en largas distancias solo por personas. Las más grandes Chinampas en términos de área se ubicaron en Xochimilco, en el extremo sur del lago Texcoco, donde la agricultura azteca todavía se utiliza en la actualidad.

El comercio en la cultura Azteca

La capital de los aztecas, Tenochtitlan, fue una ciudad auto sostenible en sus inicios en base a la agricultura, pero debido a su crecimiento y prestigio como ciudad sagrado de los aztecas debió convertirse en el centro comercial de Mesoamérica, es decir, ser un punto importante de comerciantes y de intercambios de productos en el antiguo México.

Intercambio comercial de los aztecas
El comercio en la cultura Azteca
El comercio fue una actividad muy importante junto a la agricultura, por ello se crearon grandes mercados denominados Tianquiztli, donde se practicaba el intercambio de mercancías, debido a que no existía una moneda ellos intercambiaban los productos de uno y otra buscando una igualdad en el valor de sus productos, además también se usaron los granos de cacao, plumas de aves sagradas, piedras preciosas y telas tejidas de algodón quachtli como una forma de moneda en la cultura azteca. Por ejemplo un conejo equivalía a 35 granos de cacao, siendo las telas de algodón los más costosos, los cuales podían llegar a 50 hasta 400 granos del cacao dependiendo la longitud.

Cobro de tributos a los pueblos conquistados por los aztecas

Otra ingreso en la economía de la cultura azteca fueron los tributos de las pueblos conquistados a manos de los aztecas. Los aztecas mantuvieron una expansión militar extensa y lograron formar un imperio donde habitaban innumerables pueblos con diferentes lenguas y costumbres, gracias a ello pudieron obtener distintos productos que no se podían hallar cerca al valle de México.