Biografía de Porfirio Díaz

Biografía de Porfirio Díaz, bautizado con el nombre José de la Cruz Porfirio Díaz Mori (nació el 15 de setiembre del año 1830 - murió el 2 de julio del año 1915) fue un militar y político mexicano, héroe en la derrota de la intervención francesa en México. Ocupo la presidencia de México en dos ocasiones: la primera desde el 5 de mayo del año 1877 al 1 de diciembre del año 1880, y la segunda desde el 1 de diciembre del año 1884 al 25 de mayo de 1911, fecha en que renunciaba al cargo y estallaría la Revolución Mexicana.

El personaje: Porfirio Díaz

Comúnmente es considerado por los historiadores como un dictador, es una figura controvertida en la historia de México. El período de su liderazgo se ha caracterizado por la significativa estabilidad interna (conocida como la "paz porfiriana" o "pax porfiriana), la modernización y el crecimiento económico. Sin embargo, el régimen conservador de Porfirio Díaz se volvió impopular por la represión que imponía y la continuidad de su gobierno. El fin de su gobierno llegaría después de haber encarcelado a su rival electoral y declararse ganador de las elecciones presidenciales en México, que derivaría en levantamientos armados en varios regiones del País y el inicio de la Revolución Mexicana. Los años en que Díaz gobernó a México se les conoce como el Porfiriato o Porfirismo.

Primeros años de Porfirio Díaz

Porfirio Díaz nació el 15 de septiembre de 1830, en Oaxaca, México. Sus padres fueron: José de la Cruz, de origen criollo, y Petrona Mori, de ascendencia indígena mixteca. Su padre murió cuando él era aun un bebe, fue así que su familia tuvo que pasar penurias para sobrevivir.

Porfirio Díaz ingresaría al seminario sacerdotal a la edad de quince años, por recomendación de su madre. En 1850, inspirado por el liberal Benito Juárez, Porfirio Díaz dejaría el seminario e ingresaría en el Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca, y estudiaría derecho. La vida de Porfirio Díaz tomaría un giro inesperado al estallar la guerra contra los Estados Unidos en el año 1846, él se alistaría a las fuerzas armadas de México. Luego de la derrota mexicana, Porfirio Díaz incursionaría en muchas profesiones diferentes para sobrevivir, pero en el año 1855 descubriría su vocación militar al unirse a los liberales rebeldes que luchaban contra la dictadura de Antonio López de Santa Anna. Así iniciaría su carrera militar con muchos reconocimientos al triunfar los liberales mexicanos en la Revolución de Ayutla

Porfirio Díaz: Carrera militar

La carrera militar de Porfirio Díaz es más conocido por su servicio en la Guerra de Reforma de México y la lucha contra los franceses (Segunda Intervención Francesa en México). En el momento de la Batalla de Puebla (5 de mayo de 1862), en el contexto de la guerra contra los franceses, el general Porfirio Díaz se había convertido en el general de brigada a cargo de una brigada de infantería.

Durante la Batalla de Puebla, su brigada se colocó en el centro entre los fuertes de Loreto y Guadalupe. Desde allí, repelió un ataque de infantería francesa que fue enviado como una diversión para distraer la atención de los comandantes mexicanos de las fortificaciones que fueron el principal objetivo del ejército francés. En violación de las órdenes del general Ignacio Zaragoza, el General Porfirio Díaz y sus unidades lucharon contra una fuerza francesa más grande, pudieron hacerlas retroceder y luego las persiguieron. A pesar de no haber cumplido las ordenes, Porfirio Díaz, seria elogiado por el general Zaragoza durante la batalla como "valiente y notable".

En 1863, el general Porfirio Díaz fue capturado por el Ejército del Segundo Imperio Francés de Napoleón III. Se escapó y se le fue ofrecido por el presidente Benito Juárez, los cargos de Secretario de Defensa o Comandante en jefe del Ejército. Declino las ofertas, pero obtuvo un nombramiento como comandante del Ejército del Centro. Ese mismo año fue ascendido al cargo de General de División.

Lucha contra el Segundo Imperio Mexicano

En el año 1864, los conservadores apoyaron al archiduque Maximiliano de Habsburgo para que ocupara la corona del Segundo Imperio Mexicano. Se le pidió a Porfirio Díaz unirse a la causa imperial, pero rechazo la oferta. En 1865, fue capturado en Oaxaca por las fuerzas militares del emperador Maximiliano I de México. Porfirio Díaz logro escapar y luego luchar en las batallas de Tehuitzingo, Piaxtla, Tulcingo y Comitlipa.

En el año 1866, Porfirio Díaz declaró formalmente su lealtad al gobierno de Benito Juárez. Ese mismo año obtuvo victorias en Nochixtlán, Miahuatlán y La Carbonera, y recapturado la ciudad de Oaxaca. También en el año 1866, el mariscal francés François Achille "Aquiles" Bazaine, comandante de las fuerzas imperiales, se ofreció a entregar la ciudad de México a Porfirio Díaz si le retiraba su apoyo a Benito Juárez. Porfirio Díaz rechazó la oferta. Por último, el 2 de abril de 1867, pasaría a ganar la batalla final para Puebla.

Fin de la Segunda Intervención Francesa en México - Gobierno de Benito Juárez

Cuando Benito Juárez retomara el gobierno de México, luego de derrotar a las fuerzas imperiales de Maximiliano I de México en el año 1867, comenzaría a reestablecer la paz y luego convocaría elecciones, Porfirio Díaz postularía a la presidencia de México, pero sería derrotado ampliamente por Benito Juárez, esto determino su renuncia al mando militar y su auto exilio en Oaxaca. Sin embargo, no pasó mucho tiempo antes de que el enérgico Porfirio Díaz se convirtiera en un opositor de el gobierno de Benito Juárez.

La campaña de "no reelección": Porfirio Díaz contra Benito Juárez

En 1870, Porfirio Díaz se presentó como candidato presidencial contra el presidente Juárez y el vicepresidente Sebastián Lerdo de Tejada. En 1871 hizo las denuncias de fraude en las elecciones de julio ganó por Juárez, quien fue confirmado como presidente por el Congreso en octubre. En respuesta, Porfirio Díaz lanzó el Plan de la Noria el 8 de noviembre, con el apoyo de una serie de rebeliones en todo el país.

Crisis Política y Rebelión de Porfirio Diaz

En el año 1871, Porfirio Díaz encabezó una revuelta en contra de la reelección de Juárez: "Revolución de Noria". En marzo de 1872 , Díaz y sus fuerzas militares fueron derrotadas en la batalla de La Bufa en Zacatecas. Tras la repentina muerte de Benito Juárez el 9 de julio de ese año, Sebastián Lerdo de Tejada asumió la presidencia de forma interina y luego ofreció una amnistía a los rebeldes. Porfirio Díaz aceptó en octubre y se retiro a la Hacienda de la Candelaria en Tlacotalpan, Veracruz. Sin embargo, seguía siendo muy popular entre el pueblo de México.

En el año 1874, fue elegido para asistir al Congreso por el estado de Veracruz. Ese año el gobierno de Sebastián Lerdo de Tejada tuvo que enfrentarse a los disturbios civiles y militares, y ofrecería a Porfirio Díaz, la posición de embajador en Alemania, el cual rechazo. En 1875, Díaz viajó a Nueva Orleans y Brownsville, Texas, para planear una rebelión contra la reelección de Lerdo de Tejada, que se inició en Ojitlán, Oaxaca el 10 de enero de 1876, como el "Plan de Tuxtepec". Estos intentos para derrocar al gobierno fracasaron y Díaz tuvo que huir a los Estados Unidos de América. Su lucha, sin embargo, estaba lejos de terminar. Varios meses después, en noviembre de 1876, Porfirio Díaz regresó a México y luchó en la batalla de Tecoac, donde derrotó a las fuerzas del gobierno de una vez por todas (16 de noviembre). Por último, el 12 de mayo de 1876, Porfirio Díaz ocuparía la presidencia provisional de México y luego de forma electa.

EL PORFIRIATO

Inicio del gobierno de Porfirio Diaz

Después de nombrarse a sí mismo presidente el 28 de noviembre de 1876. Durante su primer mandato, crearía una maquinaria política que mantendría su inmenso poder sobre el pueblo de México. El gobierno a la larga de Porfirio Diaz se mantendría mediante la manipulación de votos y la violencia simple y asesinato de sus opositores, que en consecuencia había pocos en número. Su administración se hizo famoso por su represión de la sociedad civil y las revueltas públicas. En lugar de correr para un segundo mandato, Porfirio Diaz, elogio a dedo a su sucesor, Manuel González, uno de sus compañeros de confianza, sin embargo, eso no significa que Díaz se retiraba del gobierno, mas bien lo ejercería de forma oculta.


Receso y Reelección de Porfirio Diaz


El período de cuatro años que siguieron se caracterizó por la corrupción y la incompetencia oficial, de modo que cuando Porfirio Díaz se presento a las elecciones del año 1884, fue recibido por su pueblo con los brazos abiertos, pero lo que es más importante, muy poca gente recordaba su lema de "No Reelección ", que definía su campaña anterior contra Benito Juarez. Durante este período, la política mexicana difundía periódicos clandestinos con el nuevo lema para la época porfiriana, basada en el lema "Sufragio Efectivo, No Reelección" y lo cambió a "Sufragio Efectivo No, Reelección". En cualquier caso, Porfirio Díaz había modificado la Constitución, primero para permitir dos mandatos consecutivos en el cargo, y luego para eliminar todas las restricciones a la reelección.

Régimen Político y sumisión nacional al Porfiriato

Durante los próximos veintiséis años como presidente, Porfirio Díaz creó un régimen sistemático y metódico con una mentalidad militar incondicional. Su primer objetivo fue restablecer la paz en todo México. De acuerdo a los estudios posteriores del profesor de la UCLA (University of California, Los Angeles), John A. Crow, Díaz "se propuso establecer una pax porfiriana, o la paz porfiriana, bien fuerte con el alcance y la firmeza que redimiría al país a los ojos del mundo por sus sesenta y cinco años de revolución y anarquía. Su segundo objetivo se resume en su lema -". poco de política y mucha de administración "

Sin embargo, su largo gobierno daría origen a la Revolución Mexicana en el año 1910. Porfirio Díaz durante el "Porfiriato" logró disolver todas las autoridades locales y los aspectos del federalismo que una vez existió. Los que tenían altos cargos de poder, como los miembros de la legislatura, fueron casi en su totalidad sus amigos más cercanos y leales. En su búsqueda de un control político aún mas grande, Díaz incluso suprimió los medios de comunicación y paso a controlar el sistema judicial.

El Porfiriato: Formas de controlar el poder

Con el fin de asegurar su poder, Porfirio Díaz participo en diversas formas de coaptación y la coacción. Atendió a los deseos privados de los diferentes grupos de poder. Con la Iglesia Católica Romana, Porfirio Díaz demostró ser un tipo diferente a los liberales que en el pasado habían confiscado sus propiedades. Él ni asalto a la Iglesia (como la mayoría de los liberales), ni la protegió. En cuanto a la población indígena numéricamente dominante, prácticamente fueron ignorados por completo. Al dar a los diferentes grupos de poder lo que querían, Porfirio Díaz creó la ilusión de la democracia y sofoco así casi todas las fuerzas de pudieran amenazar su gobierno.

Porfirio Díaz sabía que era fundamental ejercer su poder sobre el campo, dado que era donde la mayoría de los ciudadanos mexicanos vivían. Díaz dependía de las guardias rurales para ayudarle en este asunto. En esencia, Porfirio Díaz trabajó para mejorar el control del gobierno sobre los lugares donde realmente importaba con ayuda de los militares y la policía rural.

Desde el año 1892 en adelante, el oponente perenne de Porfirio Díaz fue el excéntrico Nicolás Zúñiga y Miranda, que perdió todas las elecciones, pero siempre alegó fraude electoral y se consideraba el presidente legítimamente electo de México.

Influencia del Positivismo en el Porfiriato

La filosofía en que se fundamento el gobierno del "Porfiriato" fue el positivismo, que pregonaba el orden y la paz, columnas del gobierno de Porfirio Diaz. Él iniciaría un programa de modernización para tratar de convertir a México al nivel de un estado moderno. Sus principales asesores eran llamados "Los científicos" intelectuales que formaron parte de un programa de "modernización científica". Así se empezaría se empezaría las grandes construcciones de ferrocarriles y líneas telegráficas construidas.

El desarrollo económico durante el Porfiriato

Es considerada la época dorada de la economía mexicana, el tipo de cambio era 3,2 dólares por pesos. México se comparó económicamente a las potencias económicas de la época, tales como Francia, Inglaterra y Alemania. Aunque, el progreso económico varió drásticamente de una región a otra. El norte se definió por la minería y la ganadería, mientras que el valle central se convirtió en el hogar de granjas a gran escala para el trigo y los cereales y los grandes centros industriales.

Debido a que Porfirio Díaz había creado un gobierno central fuerte y efectivo, fue capaz de concentrar la toma de decisiones y mantener el control sobre la inestabilidad económica.

Las políticas económicas de Díaz alentó la inversión extranjera. Esto da lugar a una concentración de los bancos, industria, petróleo, ferrocarril, electricidad y minería que llevaron a cabo los inversores en su mayoría europeos.

El largo período de su gobierno dictatorial, logro garantizar el desarrollo de la industria, el comercio y el transporte en que México estaba demasiado dependiente de empresas extranjeras, al tiempo que garantiza la modernización del país y la sociedad.

Colapso y fin del régimen de Porfirio Diaz

El 17 de febrero del año 1908, en una entrevista con el periodista estadounidense. Creelman James de la publicacion Pearson's Magazine, Porfirio Díaz declaró que México estaba listo para la democracia y las elecciones, y que iba a retirarse y permitir que otros candidatos puedan competir por la presidencia. Sin dudarlo, la oposición y varios grupos pro-gubernamentales se lanzaron en la misión para encontrar candidatos idóneos que los represente en las próximas elecciones presidenciales. Muchos liberales formaron clubes de apoyo para el gobernador de Nuevo León, Bernardo Reyes, como candidato a la presidencia. A pesar de que nunca Reyes anunció formalmente su candidatura, Díaz lo percibío como una amenaza y lo envió en una misión a Europa, por lo que no estaría en el país durante las elecciones.

Elecciones mexicanas en año 1910: Porfirio Diaz vs Francisco I. Madero

Por lo que los grupos políticos porfiristas comenzaron a establecerse y reunirse con su candidato presidencial, Díaz entonces decidió que no iba a retirarse, sino más bien permitir que Francisco I. Madero, un aristócrata democrático emprendiera reformas. A pesar de que Francisco I. Madero, un terrateniente, era muy similar a Porfirio Díaz en su ideología, se esperaba que gobernara junto a las élites porfiristas en México. En última instancia, sin embargo, Porfirio Díaz no estaba de acuerdo con Francisco I. Madero y lo había mandado encarcelar durante las elecciones del año 1910. A pesar de lo que había dicho anteriormente sobre la democracia y el cambio.

Fraude electoral y consternacion nacional

A pesar de ello, las elecciones siguieron adelante. Francisco I. Madero había reunido mucho apoyo popular, pero cuando el gobierno anunció los resultados oficiales, Porfirio Díaz proclamó haber sido reelegido casi por unanimidad, según los resultados Francisco I. Madero solo reunió un número minúsculo de los votos. Este caso de fraude electoral masivo despertó la ira generalizada en toda la ciudadanía mexicana.

Plan de San Luis - Renuncia, exilio y muerte de Porfirio Diaz

Francisco Madero lograría escapar a los Estados Unidos y desde allí promulgaría el Plan de San Luis que llamaba a la rebelión contra la dictadura de Porfirio Díaz, y así se iniciaría la Revolución Mexicana. Porfirio Díaz se vio obligado a renunciar a su cargo debido a los innumerables levantamientos armados que se produjeron en todo México ( Pancho Villa en el Norte y Emiliano Zapata en el Sur) y huira del país hacia Francia en el año 1911. Mientras se dirigía hacia el exilio tras la revuelta de Francisco I. Madero, Díaz comentó: "Madero ha desatado un tigre, a ver si él puede dominar". La rebelión contra Porfirio Diaz derivaría en la Revolución Mexicana que se extendería por alrededor de 10 años.

El 2 de julio de 1915, después de dos matrimonios y tres hijos, Díaz murió en el exilio en París. Él está enterrado en el Cementerio de Montparnasse, ciudad de París.

1 comentarios:

Carlos dijo...

Me gusta mucho este blog es muy completo e educativo para estudiar