Anacaona: Cacique, guerrera en el Nuevo Mundo

Anacaona (1474? aproximadamente –1504), proviene de las palabras taínas ana, cuyo significado es 'flor', y caona, 'oro, dorada'. Anacaona fue de la etnía taína, nacida en el cacicazgo de Jaragua, en la isla de Quisqueya (los españoles la renombraron como La Española, actualmente se asientan allí las naciones de República Dominicana y Haití). En ese entonces, Quispeya estuvo dividida en cinco cacicazgos: Xaragua, Maguana, Higüey, Magua y Marién. 

Anacaona: La princesa taína

 Anacaona formó parte de la élite gobernante taína. Su esposo fue Caonabo, cacique de Maguana, juntos engendraron una hija: Higüemota. Su hermano Bohechío, gobernante del cacicazgo de Jaragua, planeó la unión de Anacaona con el cacique Caonabo, cacique de Maguana, como una forma de alianza y fortalecimiento de la unidad de la isla. Ella sucedió a su hermano, el cacique Bohechío después de su muerte. 

Llegada de los españoles al Nuevo Mundo

 El 4 de diciembre de 1492, Cristóbal Colón llegó al reino de Marién, actual Haití. Estaba en busca de una ruta directa a las Indias. Al llegar, fue recibido por los taínos. Colón fue dotado con oro, maíz y otros artículos. En 1493, la Corona española estableció una colonia  en los nuevos territorios en su busqueda por la ruta hacia las indias y sus riquezas. Con el establecimiento de la nueva colonia en el actual Santo Domingo, los taínos fueron esclavizados. En 1493, Caonabo fue arrestado por ordenar la destrucción del fuerte Navidad (una colonia española en la parte noroeste de la isla). Fue enviado a España y murió en un naufragio durante el viaje. Cuando Caonabo fue capturado, Anacaona regresó a Jaragua con su hermano Bohechío. 

 En 1498, Bohechío se enfrentó a Bartolomé Colón, hermano de Cristóbal Colón y fundador de la ciudad de Santo Domingo, quien llegó a Jaragua con sus tropas para someter a Bohechío y conquistar su territorio. Al ver su fuerzas disminuidas, Bohechío, aconsejado por Anacaona, decidió aceptar la autoridad de los Reyes Católicos y honrarlos con la entrega de tributos.

Anacaona: Cacique de Jaragua

 Tras la muerte de Bohechío en 1500, Anacaona gobernó como cacique de Jaragua hasta su ejecución en 1503. Durante su reinado, Anacaona aceptó el asentamiento de los nuevos inmigrantes hispanos y la convivencia pacífica de su pueblo con los recién llegados. Es así que, se produjo un intercambio cultural, económico y enlaces sanguíneos entre la cultura taína y los españoles.

En 1503, el español Nicolás Ovando, representante de los Reyes Católicos en la isla, visitó el curacazgo de Jaragua, tenía información de que se estaba fraguando un levantamiento de los caciques taínos, entre ellos Anacaona. 

Muerte de Anacaona 

En el otoño de 1503, el gobernador Nicolás Ovando y una expedición de 300 españoles llegaron al cacicazgo de Jaragua. Fueron recibidos en una ostentosa ceremonia por Anacaona y los demas caciques taínos. Mientras los taínos presentaron sus respetos a la comitiva española, los españoles habían planeado una cruel emboscada. El grupo de Ovando tenía la impresión de que Anacaona y los jefes taínos presentes allí estaban planeando una revuelta contra ellos. Ovando emboscó a los jefes taínos dentro de un caney (casas hechas de madera y paja) y fueron quemados dentro de ese recinto, mientras que otros líderes de menor jerarquía serían ultimados afuera. Anacaona fue capturada viva y se le condenaría a la pena de la horca.
 
Nicolás Ovando rebautizó el lugar ocurrieron los hechos como “Santa María de la Vera Paz", en honor a la victoria " hoy Puerto Príncipe, Haiti-

Legado de la princesa taína: Anacaona

Retrato del cautiverio de Anacaona

Anacaona fue una princesa taína que llegó a ostentar el poder, pero también una indígena ilustrada que creyó en la convivencia entre dos diferentes culturas y acogió con los brazos abiertos a los primeros exploradores españoles por su avidez de conocimiento de otras culturas. 

Mucho de lo que se conoce es parte de la leyenda, pero se le reconocen grandes dotes como poetiza, que declamaba en los areítos, una característica cultural de los taínos durante sus ceremonias y festejos.

Anacaona es recordada en el arte y la literatura contemporánea en toda la región del Caribe. Una estatua que conmemora su legado se encuentra en Léogâne, Haití. El edificio más alto del Caribe, Torre Anacaona 27, lleva su nombre en la República Dominicana. La canción Anacaona, con la voz principal de Cheo Feliciano, populariza su historia.

Bibliografía:
La conquista española en América (1955), Arthur Help
Anacaona, flor dorada (2005) Danticat, Edwidge,
La Dinastía de Colón en el Caribe (1973) Troy Floyd

Publicar un comentario

0 Comentarios