Batalla de Chacabuco

La batalla de Chacabuco fue un enfrentamiento armado librado durante la Guerra de la Independencia de Chile, se produjo el 12 de febrero de 1817. El Ejército de los Andes de las Provincias Unidas del Río de la Plata, lideradas por el capitán general Don José de San Martín derrotó a las fuerzas españolas dirigidas por Rafael Maroto. Fue una derrota de la Capitanía General de Chile, el gobierno de España afincado en el Sur de América.

Antecedentes de la Batalla de Chacabuco

Desde la Batalla de Rancagua en 1814, Chile cayó de nuevo bajo control español. El período comprendido entre 1814 - 1818 se conoce como el tiempo de la Reconquista .

 El líder independentista chileno Bernardo O'Higgins y José Miguel Carrera huyeron hacia la Argentina. En la ciudad de Mendoza, José de San Martín y Bernardo O'Higgins planearon una nueva campaña contra los españoles.

Creación del Ejercito de los Andes

En 1814, después de haber participado en el establecimiento de un congreso elegido por el pueblo en la Argentina, José de San Martín comenzó a considerar el problema que representaban los realistas españoles de América del Sur. Se dio cuenta de que el primer paso sería expulsarlos de Chile, y, con este fin, se dedicó a reclutar y equipar un ejército, el llamado Ejercito de Los Andes. En poco menos de dos años, ya tenía un ejército de unos 6.000 hombres con 1.200 caballos y 22 cañones de, y el 17 de enero de 1817, partió con toda esta fuerza para cruzar los Andes y liberar a Chile del dominio español.

 Alianza de Bernardo O'Higgins y Don José de San Martín

Don José de San Martín tuvo que aliarse con el patriota chileno Bernardo O'Higgins, que comandaba su propio ejército. La planificación de la campaña a Chile fue cuidadosa de su parte, había tenido la intención de que las fuerzas realistas en Chile fueron desplegadas para enfrentar amenazas que no existían, y así facilitar el ingreso de su ejercito sin oposición por la Cordillera de Los Andes.

El Ejército de los Andes cruza la cordillera de los Andes


La ruta del Ejército de los Andes hacia Chile, fue elaborada por el general Don José de San Martín,  consistió en la formación de seis columnas. Cada una de las cuales viajaría por un camino diferente para confundir al ejercito realista. Cada grupo tendría como objetivos la liberación de ciertas áreas. Partieron en enero de 1817 y les tomaría alrededor de 25 días cruzar la cordillera de los Andes.

 A principios de febrero de 1817 las tropas de San Martín finalizó su cruce de los Andes y se dispusieron a poner fin a la dominación española en Chile. El Ejército de los Andes (como era llamada la fuerzas de San Martín) había sufrido grandes pérdidas durante la travesía, la pérdida de hasta un tercio de sus hombres y más de la mitad de sus caballos. Las fuerzas realistas se habían precipitado al norte para responder a las incursión libertadora pero con una fuerza inferior de alrededor de 1.500, bajo el mando del brigadier Rafael Maroto quien bloqueo el avance de San Martín en un valle llamado Chacabuco, cerca de Santiago.

Batalla de Chacabuco

Estrategia del ejército de Don José de San Martín

San Martín recibió numerosos informes sobre los planes de los realistas por parte de un espía disfrazado de un roto, un campesino pobre de Chile. Le dijo a San Martín el plan del general Rafael Maroto, jefe del regimiento de Talavera y una fuerza de voluntarios de hasta 2.000 hombres. Su plan era tomar la ladera de la montaña y lanzar un ataque contra San Martín. El 11 de febrero, tres días antes de su fecha prevista de ataque, San Martín convocó a un consejo de guerra para decidir un plan de ataque. Su principal objetivo era tomar la hacienda de Chacabuco, la sede española, en la parte profunda de las colinas. Se decidió dividir sus 2.000 soldados en dos partes, enviándolos a dos caminos a ambos lados de la montaña. San Martín dividió su ejército en dos partes: el primero, bajo la dirección del general Bernardo O'Higgins, quien se encargaría de llamar la atención de la fuerza realista en él. Mientras que el segundo, bajo la dirección del general Soler, tenía que moverse hacia su flanco izquierdo.

El plan era que Soler atacará su flanco asignado, y al mismo tiempo rodearan la retaguardia de los españoles con el fin de evitar su retirada. San Martín espera que ambos líderes atacaran a la vez por lo que los realistas tendrían que luchar en una batalla en dos frentes.

Estrategia del Ejercito realista

Frente a la desintegración de las fuerzas realistas, se propone abandonar la capital y retirarse hacia el sur, donde podrían aguantar y obtener recursos para una nueva campaña contra El ejercito de Los Andes. La conferencia militar llamado por el gobernador real el mariscal de campo Casimiro Marcó del Pont, el 8 de febrero, adoptó la estrategia, pero a la mañana siguiente, el capitán general cambió de opinión y ordenó a Maroto prepararse para la batalla de Chacabuco.

La noche antes del combate, Antonio Quintanilla, quien más tarde se distinguió extraordinariamente en la defensa realista de la gobernación Chiloé, confesó con otro funcionario español respecto a sus puntos de vista sobre la estrategia elegida y que, dada la mejor posición a los insurgentes: El brigadier Maroto escuchó la conversación, pero se negó a escuchar a causa de su orgullo y auto-importancia, y proclamó un decreto general, so pena de muerte, a quien sugiriera la retirada del ejercito realista.

A pesar de todo Maroto y sus tropas tenían que hacer frente y retrasar al Ejercio de los Andes de San Martín, ya que sabían que los otros refuerzos realistas estaban en camino de Santiago. Don José de San Martín era muy consciente de esto también, y optó por atacar mientras él todavía tenía la ventaja numérica. Los realistas lucharon con valor, pero la batalla se convirtió en una completa derrota para ellos. Maroto, quien logró escapar gracias a la velocidad de su caballo, sufrió heridas leves durante el retiro realista.

Inicio de la Batalla de Chacabuco

San Martín envió a sus tropas por la montaña a partir de la medianoche del día 11 de febrero para prepararse para un ataque al amanecer.

Al amanecer, sus tropas estaban mucho más cerca de los españoles de lo previsto, y tuvieron que luchar dura y heroicamente. Las tropas de Soler fueron por un camino pequeño que resultó largo y difícil, y tomó más tiempo de lo esperado lo cual cambio la situación inesperadamente en contra del plan de San Martín. El General O'Higgins, supuestamente viendo a su tierra natal y siguiendo sus emociones, desafió el plan de no comprometer fuego y cargó junto con sus 1.500 soldados contra los realistas debido al retraso de los hombres de Soler. San Martín vio el adelanto temprano de O'Higgins y ordenó a Soler cargar contra los flancos españoles rápidamente. Los primeros ataques fueron capaces de repeler a los españoles con éxito.

Hacia la tarde, los patriotas al mando de Soler capturaron a un punto clave de la artillería española. En este punto, los españoles configuraron una plaza defensiva alrededor de la Hacienda de Chacabuco. O'Higgins cargó hacia el centro de la posición española y Soler se posicionó en la retaguardia de las fuerzas españolas, efectivamente cortando cualquier posibilidad de retirada. O'Higgins y sus hombres abrumaron a las tropas españolas , y estas intentaron retirarse, pero los hombres de Soler les cortarían la retirada y la empujarían hacia la Hacienda Chacabuco. El combate mano a mano se produjo en los alrededores de la hacienda hasta que todos los soldados españoles se rindieran o sean abatidos.

Victoria del Ejercito de los Andes

En total 500 soldados españoles murieron y 600 fueron capturados. Las fuerzas patriotas perdieron sólo doce hombres en la batalla, pero otros 120 perdieron la vida por las heridas sufridas durante la batalla. Ahora era libre el camino a Santiago de Chile y José de San Martín podía moverse en la ciudad el 14 de febrero de 1817.

Sin embargo, los españoles todavía no fueron derrotados completamente. El ex gobernador Mariano Osorio planteó nuevas tropas y podía derrotar a Bernardo O'Higgins en 1818 en la segunda batalla de Cancha Rayada . O'Higgins fue herido en el brazo. La Batalla de Maipú en 05 de abril de 1818 fue la victoria final que declararía la independencia de Chile.