Antecedentes de la Segunda Guerra Mundial

Antecedentes de la Segunda Guerra Mundial

LAS RAZONES QUE LLEVARON AL INICIO DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Fin de la I Guerra Mundial: Tratado de Versalles

En el Palacio de Versalles, en París, reunidos los representantes de 32 países, firmaron un acuerdo el 28 de junio del año 1919, elaborado, en verdad, por representantes de las grandes potencias europeas "Tres Grandes" - el presidente Woodrow Wilson de los EE.UU, y los primeros ministros de Inglaterra y Francia, David Lloyd George y Georges Clemanceau respectivamente, - tales personajes acordaron imponer a la Alemania derrotada el Tratado de Versalles, una indemnización de guerra pesadisima, amputaciones de territorios alemanes, que tomado como una humillacion para el pueblo alemán.

El Tratado de Versalles, que puso fin oficialmente a la Primera Guerra Mundial, pretendía supuestamente devolver la paz a Europa y al mismo tiempo, eliminar el potencial belico e industrial alemán, mas creo una nueva realidad marcada por la postura imperialista de los vencedores y por el fortalecimiento del sentimiento nacionalista y el afán revanchista de Alemania.

Alemania fue obligada a entregar todo su arsenal militar bélico (5 mil cañones, 25 mil ametralladoras, 33 mil morteros, 1700 aeroplanos, 5 mil locomotoras, 150 mil vagones, 5 mil camiones, 6 cruceros de guerra, 10 acorazados, 50 destructores, entre otros equipos), también tuvo que retirar sus tropas de la región alemana del Rhin, frontera con Francia, además tuvo que reducir su efectivos militares, se le prohibió unirse a Austria (unificacion), además Alemania perdería todas sus territorios coloniales en África y Asia. En Europa, el país de Alemania fue obligada a entregar las regiones de Alsacia y Lorena (ganadas por Alemania durante la Guerra Franco-Prusiana) y la región de Dantzig (de población predominantemente alemana) a favor de Polonia.

Alemania fue obligado a pagar un pesada indemnizacion no solamente a los países que había sido invadidos, sino también a los EE.UU, Inglaterra y algunas de sus colonias, fortaleciendo el imperialismo británico. El valor inicial de la indemnización fue fijado en 24 billones de libras esterlinas, que fue reducida gradualmente, reducción que no impidió el desastre económico - Hiperinflacion - en el país de Alemania.

Italia puede ser considerada como una gran derrotada de la Primera Guerra Mundial. A pesar de haber luchado a favor de los Aliados (Inglaterra, Francia y Rusia, mas adelante EE.UU), de haber contribuido con recursos materiales y de ser ocupado territorialmente y destruido durante la guerra, no consiguió ver atendidas sus reivindicacion territoriales y recibió una parte irrisoria de las indemnizaciones pagadas por Alemania.

Imperialismo y Nacionalismo

El nacionalismo exacerbado se extendió por muchos países de Europa después de la Primera Guerra Mundial, fue una reacción al nuevo orden geopolítica impuesto por los tratado después del fin de la guerra, principalmente por el Tratado de Versalles, que tuvo efectos directos sobre Alemania e indirectos sobre Italia. La nueva situación fue caracterizada por la formacion de democracias muy fragiles, que serian responsables por el difícil proceso de recuperación económica. En

En cuanto al imperialismo desarrollado desde el siglo XIX, el papel de las colonias era visto como fundamental para el desarrollo de las grandes potencias. Italia al final de la guerra no consiguió todos los territorios prometidos por sus aliados (fronterizos con Austria), como La Dalmacia, y no fue considerada su pretensión de anexarse a Albania, que se convirtió en un país independiente - (esto desenbocaria en el cuestión adriática: reclamaciones territoriales de los nacionalistas italianos). El Japón perdió territorios en el litoral de China. Inglaterra y Francia dividieron entre si las posesiones alemanas en el África y Asia.

La lucha por territorios, importantes desde el punto de vista económico y estrategico, fue determinante para reforzar el sentimiento nacionalista en varios países. En el caso de los países vencedores, el mantenimiento o ampliación de territorios bajo su dominio reforzó la política imperialista, de reserva de mercado, reduciendo así el espacio económico de otros países. Para los países derrotados y para Italia, la perdida de territorios y de influencia significaron el estancamiento de sus economías, en un momento donde el esfuerzo para la recuperación exigía mayor producción y suministro de materias primas. Para esos países, la reactivacion del crecimiento económico solamente era posible con la ampliación de sus territorios, retomando una política imperialista y eso no seria posible sin un fuerte ideal nacionalista.

La radicalizacion del sentimiento nacionalista esta asociado a la idea de crecimiento económico y al mismo tiempo a la idea de repudio a que aquellos que impedían el crecimiento (potencias rivales), y contribuyo para la implantación de gobiernos totalitarios y militaristas. Otra formula que sirvió para reforzar el sentimiento nacionalista fue la posición de los empresarios de esos países, frente a la posibilidad del avance comunista.

LA SITUACION DE ALEMANIA

Al final de la Primera Guerra Mundial la monarquía sera eliminada, considerada como la culpable del fracaso de la política alemana, y de esta forma, el ejercito procuro salir de la guerra como una institucion victoriosa: cumplir su misión, el territorio alemán no había sido invadido durante la Primera Guerra Mundial. El sentimiento difundido por la cúpula militar pretendía llegar a la gran masa de soldados, pero también a la sociedad en general, el ejercito seguirá teniendo un papel importante en la vida política y social del país.

Con el fin de la monarquía alemana - dinastía Hohenzollern -, se inicio un periodo que fue conocido como la "República de Weimar" que se decía ser un gobierno liberal republicano, apoyado en una nueva constitución, pero que se inicio sobre el espectro de una gran crisis económica y social. El nuevo gobierno, al aceptar las imposiciones imperialistas del Tratado de Versalles, nació predestinada a vivir sobre una constante crisis. Si en primer momento obtuvo el apoyo de las clases populares, en poco tiempo conoció un proceso de graves manifestaciones contra la situación marcada por la hiperinflacion y por el desempleo crónico. Para preservarse en el poder, el nuevo gobierno adopto una posición conservadora, no atendiendo a las expectativas de los trabajadores que la habían apoyado, dirigiéndose y apoyandose en los sectores mas conservadores de la sociedad, como militares y empresarios ultranacionalistas.

Ascension de Adolf Hitler en Alemania

De esta manera, el gobierno socialdemócrata se convirtió cada vez mas centrista y abrió la posibilidad de una constante radicalizacion y polarizacion, marcado por la tendencia de las fuerzas más conservadoras a unirse en torno a un proyecto común en unos pocos años. El Partido Nazi y Adolf Hitler se aprovecharía de las divisiones internas de los grupos que apoyaban al gobierno y de los que querían destruirla. Adolf Hitler comenzo a conquistar el apoyo del pueblo aleman defendiendo una política fuerte como solución para los grandes problemas alemanes. Su propaganda era extremadamente nacionalista y xenófoba, dirigida contra los judíos y comunistas, a los cuales consideraba los culpables de la derrota de Alemania en la Primera Guerra Mundial. (Ideologia y doctrina Nazi)

La Alemania Nazi
Articulo principal: Adolf Hitler y la Alemania Nazi

Al inicio de la década de los años 30 fue marcada por la intensificacion de las disputas políticas y de una forma general por el avance del nazismo. El 30 de enero del año 1933, Adolf Hitler seria nombrado Canciller de Alemania; en febrero de ese año se incendiaria el Reichstag (parlamento alemán), el gobierno atribuiría la culpa a los comunistas. La amenaza comunista y la necesidad de limitar la acción de los judíos fue el pretexto utilizado para reforzar la centralización de poder alrededor del canciller Adolf Hitler. Luego del Incendio del Reichstag se convocarían a elecciones donde el Partido Nazi (Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán) obtendría la mayoría en el parlamento alemán, concediéndole plenos poderes a Adolf Hitler, que le permitiría decretar leyes sin la intervención del Reichstag. Con la muerte del presidente Paul von Hindenburg asumiría también la presidencia de Alemania. El gobierno dictatorial de Adolf Hitler "Führer" ( el líder o guía) emprendio una politica belicista, de reorganizacion militar y de inversion en la industria militar, con miras a colocar en practica su politica expansionista. Estos acontecimientos desembocarian en el inicio de la Segunda Guerra Mundial.