Adolf Hitler y la Alemania nazi

Después de la derrota de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), Alemania fue forzada a firmar el Tratado de Versalles, en el año 1919. De acuerdo con sus términos, el país perdía gran parte de su territorio, además de sufrir fuertes restricciones en el campo militar. Fue prohibida de desarrollar una industria bélica, de implantar el servicio militar obligatorio y de poseer un ejercito superior a cien mil hombres. Para empeorar las cosas, debería pagar a los aliados (vencedores de la I Guerra Mundial) una considerable indemnización por los daños causados por la guerra.

ALEMANIA DE LA POST-GUERRA

El Tratado de Versalles fue considerado humillante por los alemanes y prevalecio sobre un país arrasado y caótico, tanto en el aspecto político como en el económico. El periodo de crisis se extendió de 1919 a 1933. En ese panorama problematico, el nazismo surgió y se fortaleció. Llegaría al gobierno del país, imponiendo una dictadura basada en el militarismo y el terror con el liderazgo "Führer " de Adolf Hitler que iniciaría una Alemania Nazi (gobernada por el Partido Nacional Socialista Obrero Alemán).

REPUBLICA DE WEIMAR: UNA REPUBLICA DESASTROSA

Ante la inminente derrota para los aliados, durante la Primera Guerra Mundial, el emperador alemán Guillermo II Hohenzollern, abdico al trono al final del año 1918. El 9 de noviembre, fue proclamada la República en Alemania conocida como la "República de Weimar" por ser en la ciudad alemana de Weimar, donde se proclamo la nueva constitución. Establecido un gobierno provisional, liderado por el Partido Socialdemócrata, que firmaría la paz con las naciones vencedoras de la I Guerra Mundial.

Sin embargo, los comunistas alemanes encabezados por Rosa Luxemburgo e Karl Liebknecht vieron en la crisis una oportunidad para tomar el poder, por medio de una rebelión. Pero, el gobierno y las fuerzas armadas acabarían sofocando sangrientamente el levantamiento. No por eso, el gobierno republicano dejo de enfrentar una oposicion de izquierda y de derecha, en medida en que era incapaz de lidiar con la precaria economía alemana, que sufría una terrible escalada hiperinflacionaria. La sociedad alemana estaba cada vez mas empobrecida debido a la desvalorización de su moneda. Eso hacia aumentar la tensión social y política, ya muy grande.

INFLACION EN ALEMANIA DE LA POST-GUERRA

El Partido Nacional socialista Obrero Alemán, conocido como el Partido Nazi, fue el partido que llevo al poder en Alemania a Adolf Hitler, un antiguo cabo del ejercito alemán, de origen austriaco. Defendia exageradas ideas nacionalistas, que también se mezclaban al militarismo. En sus inicios este grupo político fue insignificante.Reunió inconformes con la derrota alemana y los que no creían en el regimen republicano implantado en la Alemania de la post-guerra.

En el año 1923, aprovechando los niveles estratosfericos de la hiperinflacion alemana, Adolf Hitler y sus correligionarios decidieron seguir el ejemplo de los comunistas, organizando una revuelta o golpe de estado en la ciudad de Munich "Putsch de Múnich". Tal como el levantamiento socialista del año 1918, pero, el golpe de estado nazi fracaso y Adolf Hitler seria encarcelado. Permanecería en prisión durante 8 meses. En ese tiempo, paso sus ideas al papel, con ayuda de su compañero del partido nazi, Rudolf Hess. Así surgiría el libro "Mi Lucha" (en alemán "Mein Kampf"), donde plasmaria la Ideología o Doctrina Nazi, que se transformaría en una especie de Biblia de la Alemania nazi.

ILUSIONES DEMAGOGICAS DE ADOLF HITLER

Entre 1924 y 1929 las ideas de Adolf Hitler no hallaron eco en la sociedad alemana. El nacional socialismo "partido nazi" solo ganaría respaldo popular después de la gran depresión mundial del año 1929. Entonces, la ya deteriorada economía alemana entro en colapso, con la quiebra de miles de empresas, lo que elevo a 6 millones el numero de desempleados.

La desesperacion generada por la miseria y la incertidumbre en cuanto al futuro, facilito la creencia humana en la demagogia y las soluciones autoritarias, la necesidad de rescatar la autoestima nacional después de las humillaciones del Tratado de Versalles fueron algunos de los factores que hicieron de Alemania un terreno fertil a ser sembrado por los nazis. El discurso de un líder carismático como Adolfo Hitler ofrecía la seguridad y la perspectiva de mejores días, con promesas e ilusiones demagogicas.

Además de la clase media, de los campesinos y de los trabajadores desempleados, las fuerzas armadas de Alemania también se identificaban con las posiciones nacionalistas de Adolf Hitler. Los grandes capitalistas alemanes, a su vez, encontraron conveniente financiar al partido nazi, que aparentemente los protegería de la amenaza comunista que se propagaba por Europa. Así, del año 1930 a 1932, el numero de diputados del El Partido Nacional socialista Obrero Alemán "Partido Nazi" pasaron de 170 representantes a tener 230.
















Adolf Hitler y la Alemania Nazi

Adolf Hitler y el Inicio del III Reich (Tercer Imperio Alemán)

En el Parlamento Alemán, el propio Adolf Hitler se mostraría competente en el plano de las negociaciones políticas. De ese modo, el 30 de enero del año 1933, el líder nacional socialista fue nombrado Canciller de Alemania - Primer Ministro, el principal cargo ejecutivo de la República Alemana. Popularmente, era llamado el "Führer" (líder, guia). Adolf Hitler emprendería la creación del III Reich (tercer imperio alemán), designación que se inicio durante la creación del Sacro Imperio Romano Germánico "SIRG" - Primer Reich, y luego con el Segundo Reich, que se extendió durante la Unificacion de Alemania en el año 1971.

Ideologicamente, Adolf Hitler se aprovecho de las ideas nacionalistas ya predicadas en Alemania, desde la derrota en la guerra, aunque las radicalizo. Defendió la necesidad de una unidad nacional, garantizado por un Estado gobernado por un partido único, el Partido Nazi, del cual era el líder supremo. Identificado con su propia nación germánica, Hitler paso a ser adorado como un superhombre por la inmensa mayoría del pueblo alemán.

Superioridad racial da los arios

El nazismo proclamaba también la "superioridad biológica de la raza aria" (a la pertenecería el pueblo alemán) y, consecuentemente, la necesidad de dominar a las "razas inferiores". Entre estas, colocaban a los judíos, los eslavos, los gitanos, los negros, etc. También era necesario exterminar o evitar su reproducción (esterilizar) a los considerados "enfermos incurables": homosexuales, epilépticos, esquizofrenicos, retardados mentales, alcohólicos, etc. Con el ascenso de Adolf Hitler al poder, la ideología nazi paso a influenciar también a la ciencia del país, que se dedico a inventar teorías supuestamente biológicas para el racismo y el antisemitismo.

A la conquista del espacio vital "Lebensraum"

Basado en estos principios, el propósito del nazismo fue construir un imperio ario, puro y fuerte, centralizado en torno a Hitler. El paso decisivo para ese proyecto se convirtiera en realidad implicaba lograr la expansión territorial y la integración de todas las comunidades germánicas de Europa en un "Espacio Vital" único. Además de la propia Alemania, eso incluiría a Austria, Checoslovaquia, Prusia (Oeste de Polonia) y Ucrania.

Lucha por el poder NAZIS vs COMUNISTAS

Pero, para triunfar, el nazismo tuvo que combatir con su principal oponente ideológico, el socialismo revolucionario o comunismo, con el cual tendría que disputar el apoyo popular. Igualmente totalitario, el comunismo también se planteaba la construcción de una sociedad perfecta, no solo en Alemania, sino en todo el mundo. Sin embargo, en lugar de una raza superior, colocaba a la clase social - el proletariado - al frente del proceso. Por eso, el anticomunismo constituyo un punto central del pensamiento nazi de Adolf Hitler.

El desarrollo de una propaganda política agresiva y eficiente, administrada por Joseph Goebbels, el partido nazi se infiltro en toda la sociedad alemana y controlo la prensa, radio, el teatro, el cine, la literatura y las artes. Consiguio inculcar en las mentalidad del pueblo la visión del mundo nazi y la devoción incondicional al Führer. La educación en la infancia y juventud, en especial, fue usada como una herramienta de Estado, para grabar en el cerebro y en el corazón de los alemanes el orgullo de pertenecer a la raza aria (pueblo escogido para gobernar el mundo).

Sturmabteilungen (SA) y Schutzstafell (SS)

La Schutzstaffel 0 «SS» fue una organización política, militar y policial en la Alemania de Adolf Hitler.

Las Sturmabteilung o «SA» organización paramilitar del Partido Nazi"

Pero la victoria del nazismo en Alemania no se debió exclusivamente al trabajo ideológico, Adolf Hitler también empleo la fuerza para conquistar a Alemania. En ese punto se manifiesta su carácter esencialmente militarista que, desde el inicio, contó con la participación de organización paramilitares propias.

Para empezar, se creo la «SA» ("Sturmapteilungen"), o División de Asalto, una especie de milicia particular nazi. Compuesta por desempleados, ex-militares, desadaptados sociales y hasta criminales comunes, que sembraban el terror entre los enemigos del partido nazi, por medio de golpizas, torturas y asesinatos. Luego se formaría la SS (Schutzstafell), o Tropas de Protección, un grupo de elite que contaba con hombres seleccionados y disciplinados de la SA

Después del año 1929, bajo el mando de Heinrich Himmler, la SS creció y llego a conformarse como un ejercito propio, la Waffen SS (SS Armada), independiente del Ejercito alemán. Además de eso, la SS también absorbería a la Gestapo (policía secreta de la Alemania Nazi), juntamente con los cuales serian encargados de los campos de exterminio en los países ocupados.

Las víctimas preferenciales del nazismo: Los judíos

En los seis años anteriores a la Segunda Guerra Mundial, iniciada en el año 1939, los nazis institucionalizaron la violencia, la detención arbitraria y ejecución de sus enemigos políticos: comunistas, sindicalistas y lideres izquierdistas en general.

El nacional-socialismo alemán "Partido Nazi" supo manipular los instintos agresivos del ser humano y canalizo el odio de los alemanes particularmente contra los judíos, pues existía una tradición antisemita entre los pueblos nórdicos. De ese modo, los judíos servirían como chivos expiatorios para todos los males de Alemania. A partir del 1934, el antisemitismo se convirtió en una practica de gobierno, además de nacional. Los judíos fueron prohibidos de trabajar en las oficinas gubernamentales. Sus propiedades fueron expropiadas por el gobierno. Además de eso, eran obligados a usar un brazalete con la estrella de David, para que pudieran ser facílmente reconocidos y discriminados.

La radicalización del anti-semitismo oficial forzó a mas de la mitad de la población judaica-alemana a dejar el país, en busca del exilio. En las vísperas de la Segunda Guerra Mundial, quedaban apenas 250 mil judíos en Alemania, menos del 0.5% de la población total. Con la Guerra, tanto ellos como los judíos de los países ocupado por el ejercito alemán fueron enviados a los campos de concentración (o exterminio) alemanes, lo que resulto en el Holocausto - masacre de 6 millones de personas.

Rumbo a la Segunda Guerra Mundial

Inglaterra, Francia y Estados Unidos, las tres potencias democráticas, no se preocuparon en detener la ascensión del nazismo en Alemania. Creían que una Alemania fuerte funcionaria como un cordón de aislamiento, liberando al Occidente de la influencia del comunismo de la URSS. Sin embargo, mas adelante el gobierno de Adolf Hitler formaría un Tratado de no agresión entre el Tercer Reich y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, conocido popularmente como Pacto Ribbentrop-Mólotov, en agosto de 1939, por el cual se comprometían a no atacar una a la otra y mantenerse neutrales en caso de una ellas fuese atacada por una tercera potencia. Este pacto conmocionaría a los potencias europeas y a los EE.UU.

Alemania ya había logrado contar con el crédito y los recursos internacionales y paso a prosperar su plan de dominio mundial. Habían surgido empresas industriales poderosas, de minería, petróleo, de caucho, etc, en muy poco tiempo. Se construyeron las grandes obras publicas , como carreteras y aeropuertos, reduciendo rápidamente el desempleo.

La recuperación económica dio cada vez mas popularidad a los nazis. Al mismo tiempo, la mayoría de la población alemana recuperaba la confianza y optimismo en el futuro. Aprovechándose de esto, Hitler gradualmente dejo de respetar las clausulas del Tratado de Versalles. A partir de 1935, la industria bélica estaba siendo reconstruida y el servicio militar se convirtió en obligatorio.

El Eje NAZI-FASCISTA

En 1938, Adolfo Hitler se alió al dictador italiano Benito Mussolini formando el eje nazi-fascista. Ese mismo año, paso a controlar la totalidad de las finanzas alemanas, colocándose al frente del Banco del Reich. También anexaría a Austria " Anschluss ", y luego por medio de los "Acuerdos de Munich" obtendría los Sudestes (en Checoslovaquia, pero que poseían una poblacion mayoritariamente alemana). Las potencias europeas cedieron a los reivindicaciones del gobierno nazi debido a que querían evitar nuevamente una guerra. Esto significaría una revisión positiva al infame Tratado de Versalles. Aunque estos acontecimientos alimentaron el expansionismo alemán que provocarían el estallido de la Segunda Guerra Mundial cuando Alemania y la URSS se repartieran Polonia.