Periodo Helenistico Griego

Periodo Helenístico griego (llamada también Grecia Helenística) se refiere al periodo de la historia de la Antigua Grecia, que se inicia con la muerte de Alejandro Magno en el año 323 a.c. y culmina con la anexión de los territorios griegos a Roma en el año 146 a.c. Aunque el establecimiento del gobierno romano no rompiera con la continuidad de la sociedad y cultura griega, las cuales perdurarían sin cambios significativos hasta la llegada del cristianismo, el cual si va a marcar el fin de la independencia política de Grecia.

Inicio del Periodo Helenístico

El Periodo Helenístico surge debido a la decadencia de las polis griegas - ciudades estado de la Antigua Grecia - (Atenas , Esparta, Corinto, etc) y trajo la consiguiente dominación de Macedonia en el mundo griego. Alejandro Magno III de Macedonia - llamado luego el Magno - dirigiría una de las mayores expansiones en el mundo antiguo, abarcaría las regiones de Grecia, Macedonia, Egipto, Palestina, Persia y Mesopotamia.

Historia del Periodo Helenístico

Durante el periodo helenístico la importancia del territorio actual de Grecia dentro del mundo de habla griega va a declinar rápidamente. Los grandes centros de la cultura helenística ahora serian Alejandría y Antioquia, las capitales del Egipto ptolemaico y de la Siria seleucida respectivamente

Muerte de Alejandro Magno y desintegración de su Imperio

Después de la prematura muerte de Alejandro Magno en el año 323 a.c. - llamado también Alejandro III de Macedonia - , sus sucesores, los diadocos (generales de Alejandro Magno) y epigonos (hijos sucesores de los generales de Alejandro Magno) comenzaron a dividir el enorme imperio conquistado. Todas los intentos de mantener unidos los vastos territorios conquistados fracasaron.

Dinastías Helenísticas: Epigonos y diadocos

Entre los años 284 a.c - 277 a.c., después de largas disputas y diversas guerras entre los generales de Alejandro Magno, se establecieron las tres grandes monarquías helenísticas: Dinastía Seleucida, fundada por el general Seleuco (Asia Menor, Mesopotamia y Persia), Dinastía Antigónida, fundada por el general Antigono (Macedonia y Grecia) y la Dinastía Ptoloméica "Lágida", fundada por el general Ptolomeo (Egipto y Palestina).

Cultura Helenística

La cultura griega o helénica, sin embargo, fue llevada por los soldados de Alejandro Magno a todas las regiones conquistadas y ejerció enorme influencia en las culturas locales. El centro cultural del helenismo no era mas el continente griego. Alejandría, situada en la parte oeste del delta del rió Nilo, había sido fundada por Alejandro III de Macedonia en el año 331 a.c. y se convertiría en la capital griega de Ptolomeo I Sóter. El soberano construiría monumentos, fundaría museos, una Bibliotecas y atraería a sus corte intelectual y artistas de todo el mundo helenístico. El jónico-ático, dialecto hablado en Atenas durante el Periodo Clásico de la Antigua Grecia, evoluciono hacia una forma conocida como Koiné (literalmente, "común a todos") y ese se convirtió en la lengua comun de todos los pueblos helenizados.

Fin del Periodo Helenístico: Anexión a Roma

Durante el siglo II a.c los romanos ingresarían en la vida de los griegos. Después de la derrota de los reyes macedonios Felipe V y Perseo, los territorios pertenecientes del reino de Macedónica, inclusive Grecia, serian anexados por los romanos. Durante la imparable expansión romana por el mar Mediterraneo Oriental, practicamente todos los reinos helenísticos serian dominados; el ultimo de ellos, Egipto, donde reinado Cleopatra de la dinastía Ptolomaica, seria derrotada y anexada en el año 31 a.c. lo que daría inicio al Imperio Romano con la coronación de Augusto.