Museo Tumbas Reales de Sipan

Las Tumbas Reales de Sipán en el año 1987, se planteó la prioritaria necesidad de planificar un museo que albergue todo los tesoros arqueológicos de Sipán que pertenece a la "Cultura mochica" para su exhibición, conservación y restauración.
Debido al impacto mundial del descubrimiento, la edificación requería una necesaria monumentalidad, funcionalidad y el cumplimiento de los requerimientos museográficos más avanzados. Para ello, el museo debería planificarse como un proyecto de gran envergadura que presente dignamente esta herencia cultural.

El Museo Tumbas Reales del Señor de Sipán fue inaugurado en el año 2002, está ubicado en el Departamento de Lambayeque, Perú. Su diseño arquitectónico se ha inspirado en las antiguas pirámides truncas de la preincaica cultura mochica, (siglo I al VII d. C.). El museo concentra más de dos mil piezas de oro.

El propósito del museo es mostrar la tumba del Señor de Sipán, que fue hallada en 1987 por los arqueólogos peruanos Walter Alva Alva y Luis Chero Zurita. Entre sus piezas se encuentran joyas, cerámicas y ajuares funerarios.
El hallazgo de las Tumbas Reales del Señor de Sipán marcó un importante hito en la arqueología del continente, porque por primera vez se reveló la magnificencia y majestuosidad del único gobernante del antiguo Perú encontrado hasta esa fecha

El Museo Tumbas Reales de Sipán alberga la mayoría de los importantes resultados que el Dr. Walter Alva Alva encontró en 1987. Él fue el que impulsó la construcción de un museo (Tumbas Reales de Sipán). El museo está situado en la ciudad de Lambayeque, Perú . El museo está construido para parecerse a las antiguas tumbas de Moche (con la excepción de las cifras de oro gigante en el lateral).

La principal atracción del museo es el Señor de Sipán y sus ocho invitados con sus respectivos ajuares. Los guerreros que fueron enterrados con él fueron enterrados con los pies amputados por lo que no podía huir de la tumba. Las mujeres estaban vestidos con sus ropas ceremoniales. Perros, llamas, y Muchos huacos (alfarería Mochica), también fueron enterrados en la tumba.


Nota :
El Dr. Alva vive muy cerca del museo y su primera esposa, con quien se encontró al Señor de Sipán, está enterrado bajo el césped delante del museo.

Articulos Relacionados :