Organización política de los aztecas

La organización política de los aztecas estuvo a cargo de diferentes funcionarios en el imperio azteca que aseguraban el poder del emperador azteca y la sujeción de los pueblos conquistados. La cultura azteca se organizo politicamente como una triple alianza de las tres ciudades-estado (o altepetl): Tenochtitlan, Texcoco y Tlacopan. Estas ciudades aztecas gobernaron un área alrededor del Valle de México. A pesar del diseño inicial del imperio como una alianza de tres ciudades, Tenochtitlan se estableció rápidamente como el socio dominante. En el momento de la llegada de los españoles en 1520, el territorio de la Alianza fue gobernado efectivamente por Tenochtitlan y los otros socios de la alianza habían tomado papeles secundarios o complementarios.

Organización política: Triple alianza azteca

La Alianza azteca libró varias guerras de conquista y se expandió rápidamente después de su formación. En su apogeo, controlaba la mayor parte de la región central de México actual, así como algunos territorios más distantes en Mesoamérica y terminó siendo conocido como el Imperio Azteca. El poder que impusieron los aztecas ha sido explicado por los especialistas como de "preeminencia" o "indirecto", ya que los gobernantes de las ciudades conquistadas por lo general se mantenían en el poder, pero acordaban pagar impuestos a los aztecas y proporcionar apoyo militar al soberano azteca cuando lo requiriese.

Imperio azteca: Guerras y recibo de tributo

Varias páginas del códice Mendoza muestra una lista de tributos junto con los productos que suministran, que no incluyeron sólo lujos tales como plumas, trajes adornados y cuentas de piedra verde, sino también los bienes más prácticos como tela, leña, alimentos. El tributo era pagado dos veces o cuatro veces al año en momentos diferentes. Las excavaciones arqueológicas en las provincias-aztecas demuestran que su incorporación en el imperio tenía costos y beneficios para los pueblos de provincia. En el lado positivo, el imperio promovió el comercio y el intercambio, y los bienes exóticos de obsidiana de bronce lograron llegar a las casas de plebeyos y nobles por igual. Socios comerciales incluían a sus enemigos los purépecha. En el lado negativo, el tributo imperial impuso una carga para los hogares, que tuvieron que incrementar su trabajo para pagar los tributos. El imperio tenía que depender de los reyes y nobles locales para la administración de los recursos y tributos, y les ofrecía privilegios por su ayuda en el mantenimiento del orden y mantener el flujo de las riquezas.

El emperador azteca: Hueyi Tlatoani

Los emperadores aztecas en lengua náhuatl fueron llamados Hueyi Tlatoani ("El Gran Orador"), un término que también se utiliza para designar a los gobernantes de altépetl (ciudades). Los emperadores aztecas impulsaron el crecimiento del imperio en base a guerras de conquistas y la consiguiente imposición del pago de tributo. El tlatoani Ahuizotl, fue el gobernador más feroz y el de mayor éxito para ampliar el imperio azteca; Moctezuma II, de carácter dócil, justo, pero débil en determinación que permitió el avance continúo de los españoles a la capital Tenochtitlán a pesar de los muchos mensajes de las atrocidades que relataban sus atrocidades, él sería el responsable del fin del imperio. La elección del heredero a ser tlatoani del imperio azteca era muy compleja, debido a que no era de forma hereditaria, y estaba en el poder de la nobleza elegir al siguiente emperador azteca.
organización política de los aztecas
Organización política de los aztecas
Esquema de la organización política de los aztecas:
  • El Huey Tlatoani: Era el dignatario azteca en el cual se concentraban todas las facultades políticas, religiosas, militares, comerciales y sociales del imperio azteca. Su poder radicaba en el mandato divino. Era el encargado de decidir la guerra o la paz.
El Huey tlatoani dirigía las reuniones del consejo supremo tlatocán, que era una junta donde acudían los jefes de las ciudades aztecas, eminentes generales y representantes de los calpullis
  • El tlatocán: Era el consejo supremo que auxiliaba al Huey Tlatoani en temas de gobierno, además de designación de altos funcionarios. Lo conformaban los nobles pipiltin que pertenecían a la burocracia azteca.
  • El cihuacóatl: Era un ayudante de confianza en las labores de gobierno y el encargado de administrar el imperio azteca cuando el tlatoani marchaba a las guerras, cuando estaba ausente y por motivos de muerte. Una de sus funciones más relevantes era la ser cabeza del consejo supremo tlatocán, además de las otras obligaciones religiosas, políticas y militares en ausencia del Huey Tlatoani.
  • El Tlacochcálcatl y el Tlacatécatl : Eran los generales aztecas encargados de guiar la guerra cuando el tlatoani lo dispusiera. Organizaban el ejército y las tácticas de guerra y eran los responsables de las victorias y derrotas. Muchas veces, el cargo era un paso previo para convertirse en el futuro tlatoani del imperio azteca.
  • El Huitzncahuatlailótlac y el Tizociahuácatl: Jueces principales.
  • El Tlatoque: Eran los gobernadores de las ciudades y/o provincias aztecas. Procedían de la nobleza.
  • El Tecuhtli: Era el Juez y fiscalizador del correcto pago de los tributos de las regiones conquistadas y de la llegada de este a la ciudad capital azteca. Eran grandes poseedores de tierras y dueños de esclavos debido a sus servicios prestados.
  • El calpullec: Es el jefe de un determinado calpulli (comunidad con diferentes vínculos de parentesco)