República del Río Grande

La República del Río Grande fue una nación independiente insurgente contra el Gobierno central mexicano que trató de establecer un país autónomo en el Norte de México. La rebelión duró desde el 17 enero hasta el 6 noviembre del año 1840 y la República del Río Grande nunca fue reconocida oficialmente.

Antecedentes

Después de una década de lucha, México ganó su independencia del Reino de España en el año 1821. Después de un intento fallido de monarquía mexicana, México adoptó una nueva Constitución en el año 1824 la cual estableció el nombre oficial del país como Estados Unidos Mexicanos como una república federal, similar al de los Estados Unidos de América.

En 1833, el general Antonio López de Santa Anna fue elegido para su primer mandato como presidente y, en el momento de su elección, apoyo la república federal. Sin embargo, después debido a los inconvenientes políticos que hicieron difícil su gobierno, Santa Anna decidió iniciar un gobierno centralizado. Suspendió la Constitución, disolvió el Congreso y se hizo el centro del poder en México. Esto llevó a la aparición de una serie de levantamientos y movimientos secesionistas en todo el país, siendo la de mayor éxito de la Revolución de Texas. Movimientos de secesión menos exitosos fueron los que formaron la República de Zacatecas y la República de Yucatán. Al mismo tiempo hubo actividad filibustera en el país que buscaba expandir la esclavitud en México.

Rebelión de los estados del norte mexicano

El 17 de enero de 1840 se celebró una reunión en el rancho Oreveña cerca de Laredo, Texas. Un grupo de personajes notables de los estados de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas abogaron por una rebelión que buscaba la secesión de México y la formación de una república federal con Laredo como su capital. Sin embargo, los propios congresos y gobiernos de esos estados no tomaron ninguna acción para apoyar a los insurgentes, y solicitaron la ayuda del gobierno central en la Ciudad de México para ayudar a los ejércitos de los estados locales.

República del Río Grande

Los insurgentes designan a sus propios funcionarios. Ellos eran:

  • Jesús de Cárdenas, presidente.
  • Antonio Canales, comandante en jefe del ejército.
  • Juan Nepomuceno Molano, representante del consejo de Tamaulipas.
  • Francisco Vidaurri y Villaseñor, representante del consejo de Coahuila.
  • Manuel María de Llano, representante del consejo de Nuevo León.
  • José María Jesús Carbajal, secretario del consejo.

Después de la reunión, los insurgentes se trasladaron temporalmente a Guerrero, Tamaulipas, por razones de seguridad. Después de la Batalla de Santa Rita de Morelos en marzo 1840, el gobierno se trasladó a la ciudad de Victoria dentro de la República de Texas, donde permaneció hasta que la rebelión se derrumbó más tarde en ese año.

Principales batallas de la República del Río Grande

Batalla de Santa Rita de Morelos (24 hasta 25 marzo 1840)

El ejército de la República del Rió grande al mando de los generales Antonio Canales y del estado mexicano, el Mariano Arista se reunieron en Moreles, Coahuila, el 24 de marzo y 25 de 1840. Las fuerzas mexicanas centralistas derrotaron a las fuerzas insurgentes. Después de la batalla se llevo la ejecución de los 23 miembros de la caballería de los insurgentes, entre ellos el coronel José Antonio de Zapata, el comandante de la caballería, el 29 de marzo. El general Canales y los insurgentes restantes que sobrevivieron a la batalla de Moreles buscaron refugio en San Antonio, Texas. El general Antonio Canales viajó a través de Texas para crear conciencia y reclutar voluntarios en la rebelión en la que luchaba.

Levantamientos que buscaron su autonomía después de la crisis del federalismo
 Batalla de Saltillo (25 de octubre 1840)

El general Canales estaba en Austin, Texas la segunda quincena de abril de 1840, cuando se reunió con el Presidente de Texas Mirabeau B. Lamar. Se dice que el presidente Lamar apoyó en privado las acciones de la nueva república, pero consideró que el respaldo público obstaculizaría los esfuerzos de Texas para asegurar el reconocimiento de su propia independencia de México. Aunque no se obtuvo el reconocimiento oficial de la República de Texas, el recorrido del general Canales fue recibida con cierto éxito. El 1 de junio, llegó a San Patricio, donde las fuerzas de la rebelión se habían reorganizado. Además de 300 voluntarios, el ejército de la República del Rió Grande había crecido hasta incluir 140 tejanos y 80 voluntarios nativos americanos. Los voluntarios texanos fueron liderados por el coronel Samuel W. Jordan.

El general Canales envió al coronel Jordan y aproximadamente 90 voluntarios texanos al sur del territorio en disputa a finales de junio; cruzaron el Río Grande, y tomaron Ciudad Victoria, capital de Tamaulipas, sin ninguna resistencia. Algunos de los que estaban guiando al coronel Jordan eran todavía leales al gobierno centralista de México y estaban tratando de llevar a los Texanos en dirección a San Luis Potosí, donde esperaba una emboscada mexicana. El coronel Jordan tenía sospechas y desvió a sus tropas a Saltillo, Coahuila, donde, el 25 de octubre, fue atacado por el general mexicano Rafael Vásquez. A pesar del hecho el coronel Samuel Jordan todavía era capaz de defenderse a sí mismo y regresar a Texas.

Fin de la República del Río Grande

En noviembre, los representantes de los generales Canales y Arista se reunieron para discutir sobre la guerra. Durante esta reunión, el gobierno mexicano ofreció al general Canales la posición de general de brigada en el ejército mexicano a cambio de su abandono de la causa de la rebelión. El general Canales aceptó la oferta el 6 de noviembre debido a su decepción por la falta de apoyo de la República de Texas y decidió no apoyar a la republica de Texas al conocer sus ambiciones expansionistas a expensas de México. Tras este evento, la República del Río Grande llegó a su fin.