Hombre de Balderas

El hombre de Balderas fue hallado durante los trabajo de la inmensa obra en la construcción del Metro de la ciudad de México, a finales de los años sesenta, el esqueleto de un hombre fue descubierto durante la excavación de la estación correspondencia a la calle Balderas de las futuras líneas 1 y 3 del metro.

Hombre de Balderas

Lo apodaron "El hombre del metro Balderas" y los investigadores estadounidenses lo llamaban simplemente "Hombre de balderas". Los huesos de este paleo americano fue identificado y comparados con los de la Mujer del Peñón.

Este individuo fue enterrado en la ceniza volcánica del volcán Nevado de Toluca, que entró en una erupción pliniana hace 10.500 años atrás.

La erupción volcánica del Nevado de Toluca: Fin de la megafauna

Los restos oseas del hombre de Balderas se asociaron más tarde con otro descubrimiento arqueológico realizado en el año 1984: Los restos humanos del hombre de Chimalhuacán. Estos dos esqueletos y junto a los huesos de mamuts y de muchos otros animales más de la megafauna (tigres dientes de sables o Smilodon, bisontes, gliptodontes, camélidos y equinos) se encuentran en la misma región central de México, todos datan del mismo tiempo, 10.500 años y todos murieron por la erupción del volcán Nevado de Toluca, uno de los cuatro volcanes más importantes de México.

Expertos asumen que la erupción volcánica habría eliminado la megafauna local incluyendo a los mamuts que vivían alrededor de los muchos lagos y lagunas existentes en ese momento.