Enmienda Platt

La llamada Enmienda Platt fue un instrumento legal, insertado en la Carta Constitucional de Cuba, que autorizaba a los Estados Unidos de América a intervenir en ese país en cualquier momento en el que los intereses mutuos de ambos países se vieran amenazados. De esta forma, en la práctica, Cuba se convirtió en un protectorado de los EE.UU.

Antecedentes: Fin de la Guerra Hispano-Estadounidense

Muchos historiadores afirman que, ya a mediados del siglo XIX, el senador estadounidense James Bayard Jr. había declarado que los intereses futuros, no sólo de los Estados Unidos, sino de la civilización y el progreso humanos, estaban profundamente involucrados en la adquisición de Cuba por los Estados Unidos.

Al final de la Guerra de Independencia de Cuba, contra España, en 1898, los Estados Unidos se involucró en el conflicto, bajo el pretexto de un supuesto ataque contra uno de sus buques de guerra, anclado en la isla de Cuba. La victoria de los Estados Unidos sobre las fuerzas españolas fue rápida, pero los Estados Unidos mantuvieron su aparato militar en la isla, alegando la defensa de sus intereses, al mismo tiempo en que la Constitución de la nueva nación era elaborada.

La Enmienda Platt 

¿Qué es la Enmienda Platt?
En 1880 los cubanos fueron persuadidos para incluir, en su nueva Constitución, una cláusula que garantizaba a los EE.UU. el derecho a intervenir en Cuba, cuando sus intereses fueron amenazados, incluso después del termino de su ocupación militar, que ocurrió en 1902.

Caricatura sobre la enmienda Platt
Protectorado

El dispositivo jurídico ejemplifica, en la práctica, la aplicación de la doctrina del Big Stick o doctrina del Gran Garrote (en la que se usa la fuerza del ejército para resolver los problemas en uno de sus estados), formulada por el presidente norteamericano Theodore Roosevelt.

En los años siguientes, las inversiones norteamericanas en la isla de Cuba aumentaron considerablemente, mediante la promoción de la producción de azúcar y de las industrias de transporte, servicios y turismo.

La Enmienda Platt mantenido a Cuba como un "protectorado" de los EE.UU. hasta el año 1933 que se redacto otra constitución, cuando un movimiento popular condujo al poder a Fulgencio Batista, militar y dictador que gobernó Cuba en dos ocasiones, de 1933 a 1944, durante el cual ejerció un gobierno fuerte y eficiente, y nuevamente desde 1952 hasta 1959, con el apoyo de los EE.UU., cuando se convirtió en dictador, encarcelando a los opositores, utilizando métodos terroristas, y haciendo fortuna para si mismo y sus aliados.

Fidel Castro considera que "la Enmienda Platt y el colonialismo económico que se trajo a la isla" fue una de las causas de la revolución de 1959: "La Revolución cubana fue producto del dominio imperial"

De acuerdo con la Enmienda Platt, los Estados Unidos tenían derecho no sólo a intervenir en sus asuntos internos, para "proteger la vida", la propiedad y las libertades individuales, sino también para comprar o alquilar partes de su territorio, para establecer bases navales o depósitos carbón.