Bombardeo de Guernica

El bombardeo de Guernica se produjo en la ciudad vasca de Guernica, Viscaya el 26 de abril del año 1937 durante el desarrollo de la Guerra Civil Española. Guernica es famosa por ser el escenario del primer bombardeo masivo y el más duro hecho por la Legión Cóndor (fuerza aérea alemana) con el apoyo de los legionarios italianos. Los alemanes, bajo el mando de Hitler, fueron enviados a apoyar los esfuerzos de Francisco Franco en el derrocamiento del gobierno legítimo de la II República Española.

Guerra Civil Española: Bombardeo de la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) en Guernica

El bombardeo de Guernica fue planeado por el general alemán Wolfram von Richthofen Jefe del Estado Mayor de la Legión Cóndor y apoyada por el Corpo Truppe Volontarie (Cuerpo de Tropas Voluntarias) enviado por la Italia fascista, este ataque destruyó la mayor parte de la ciudad, cerca de 5000 a 7000 habitantes, causando cientos de víctimas. Se consideró un ataque terrible y se utilizo ampliamente como propaganda por los republicanos españoles, dando lugar a acusaciones de "ataque terrorista" ya que se vociferaba que 1654 personas habían muerto en el ataque. Las estimaciones modernas evalúan el número de muertos en 200 a 300 personas.


La ciudad estaba llena con la población civil (en su mayoría mujeres y niños, ya que los hombres aptos para el servicio militar, se encontraban en el frente). El bombardeo ocurrió en la tarde, aunque es descrito como masivo no lo fue a gran escala, ya que el uso de las bombas "simples" incendiarias fue suficiente para arrasar más de 45% de la ciudad, ayudado por un fuerte viento ha amplificado los efectos.

La Guerra Civil Española fue el campo de prueba para la maquina de Guerra Nazi

El ataque, también sirvió para probar aviones de combate y ganar experiencia en el combate aéreo por parte de los gobiernos fascistas de Alemania e Italia. Con el apoyo de la aviación nazi e italiana, Francisco Franco logro invadir la ciudad unos días después del bombardeo en Guernica. La ciudad de Guernica fue devastada, pero sobrevivió milagrosamente la Asamblea y el Árbol de Guernica (símbolo de los libertades de los nacionalistas vascos).

Contradicciones por la autoría de la destrucción de Guernica

Sin embargo, hay contradicciones en las versiones del evento, que fue usado por ambos bandos como propaganda de guerra. Las fuerzas fascistas negaron que el bombardeo hubiera tenido lugar y acusaron a los republicanos de practicar la "guerra de tierra arrasada", los republicanos y la prensa a su favor aumentaron el número de víctimas (incluso se habló de 1645 muertos), paradójicamente facilitado esto por el hecho de que las tropas franquistas habían quemaron los registros de la parroquia en el momento de la conquista de la ciudad para impedir el recuento de víctimas reales. Sin embargo la verdad saldría a la luz por la evidencias de bombas alemanas sin detonar y los observadores que sobrevivieron.

Por esta razón, la "masacre de Guernica" sería parte de la revisión judicial otorgada al juez español Baltasar Garzón, que según la ley de la memoria, de reciente aprobación, será responsable de aclarar las discrepancias que aún surgen por ese hecho, en particular:

Repercusiones del Bombardeo de Guernica

Las muertes reales fueron de aproximadamente 200 personas (un recuento llevado a cabo por los historiadores vascos). La construcción de refugios para la población civil (hecho por el arquitecto e ingeniero Manuel Cabañes Castor Uriarte ) tuvo un impacto positivo en la limitación del número de víctimas. Sin embargo, es cierto que la exageración del número de víctimas (que llegó a ser conocido como "varios miles") influyo no sólo en la guerra de propaganda evidente del gobierno español, sino también a causa de los periodistas extranjeros que hicieron hincapié en que el incidente significó una advertencia al mundo del peligro que representaba la máquina de guerra que los fascistas estaban probando en la Guerra Civil de España. Paradójicamente, la misma propaganda nazi también tuvo el interés de aumentar la eficacia y el poder de sus armas por razones de prestigio en el país y en el extranjero.

Durante el régimen franquista la propaganda oficial del régimen español negó la existencia del atentado, argumentando que la ciudad había sido destruida por los republicanos que huían, dejando "tierra quemada" o "tierra arrasada" (Guernica fue ocupada por los falangistas (Bando Rebelde) dos días después de la bombardeo). Sin embargo, las autoridades de la República Federal de Alemania (RFA) reconocieron oficialmente después de la Segunda Guerra Mundial, la responsabilidad de la Luftwaffe alemana en la destrucción de la ciudad vasca, por medio de bombardeos aéreas.

El bombardeo de Guernica Fue una acción de guerra, pero que se tradujo como un ataque "terrorista" contra la población civil, que se convertiría en una práctica común a lo largo de la Segunda Guerra Mundial desde ambos lados (Aliados y los del eje). Prueba de ello es el hecho de que hubo "objetivos militares", citadas como destinos de la acción militar: el puente, con un nudo ferroviario importante y fábricas de tres brazos; sin embargo, ahí que señalar que estos objetivos militares terminaron con pocos daños en el ataque.

Obras de arte inspiradas en el evento.

El primer bombardeo de civiles ( la emoción que suscito el hecho de que fue el primero de una infinidad de ataques terroristas contra la población civil que se llevarían a cabo en la Segunda Guerra Mundial, y por lo tanto en ese entonces se percibía como "excepcional") sorprendió a muchos artistas y fue inmortalizado en la famosa pintura "Guernica" de Pablo Picasso, que lleva el nombre de la ciudad del bombardeo.

El evento también es recordado en la campo de la escultura (escultura de René Iché) y la literatura (un poema de Paul Éluard).