Andres Avelino Caceres

Biografia de Andrés Avelino Cáceres Dorregaray (nacio el 10 novembre de 1836-murio el 10 octubre de 1923) Fue un militar peruano, heroe nacional de la guerra contra Chile y tres veces presidente del Perú durante el siglo 19, desde 1884 hasta 1885, luego 1886-1890, y de nuevo 1.894-1.895. Es llamado el "Brujo de los Andes" por sus maniobras militares durante la resistencia en la sierra a la ocupación chilena durante la Guerra del Pacífico (1879-1883), donde combatió como general del Ejército del Perú.

Los primeros años

Andrés Avelino Cáceres nació el 10 de noviembre de 1836, en la ciudad de Ayacucho. Su padre fue Domingo Cáceres y Oré, un terrateniente, y su madre, Justa Dorregaray Cueva, hija del coronel español Demetrio Dorregaray. Uno de sus antepasados ​​maternos fue Catalina Wanka, una princesa incaica-wanka. Avelino Caceres Estudió en el Colegio San Ramón en su ciudad natal.

Carrera Militar de A. Avelino Caceres

En el año 1854, Andres Avelino Cáceres abandonó sus estudios y se unió al Batallón Ayacucho como cadete. Como parte de esta unidad, participó en la rebelión encabezada por el general Ramón Castilla contra el presidente José Rufino Echenique, que terminó con la victoria de Ramon Castilla en la batalla de La Palma (5 de enero de 1855).

Posteriormente, ascendió rápidamente en los cargos militares, obteniendo el rango de teniente segundo y más tarde el de teniente en el año 1857. Entre 1857 y 1859 apoyó activamente al gobierno de Ramón Castilla contra la rebelión del ex presidente Manuel Ignacio de Vivanco en la ciudad de Arequipa. Durante esa guerra civil, Avelino Caceres ascenderia a Capitan, pero sería herido de gravedad en el ojo izquierdo. La victoria de Castilla daría como consecuencia la derogatoria de la constitucion de 1856 (liberal) y el destierro de Manuel I. de Vivanco.

Guerra contra Ecuador

Cuando estalló la guerra entre Perú y Ecuador en el año 1859, Cáceres estaba todavía convaleciente, pero tomaría parte en la campaña. Después de que el conflicto terminó en 1860, Castilla Cáceres fue nombrado para servir como agregado militar de la delegación peruana en Francia y viajó allí. Recibió tratamiento para sus ojos en París. Cáceres regresó al Perú en 1862 y se unió al Batallón Pichincha en Huancayo.

La Guerra contra España

Durante este período, se hizo conocido por su abierta oposición al presidente peruano Juan Antonio Pezet, que había permitido la ocupación española de las Islas Chincha, en el Tratado Vivanco-Pareja de 1865. Por sus críticas al gobierno fue exiliado a Chile con otros oficiales, pero se las arreglaron para escapar, y desembarcar en el sureño puerto de Mollendo.

Se unieron a la Revolución Restauradora del Honor Nacional liderado por Mariano Ignacio Prado contra el gobierno de Pezet. Cáceres participó en la ocupación de la ciudad de Lima y más tarde, cuando Prado como presidente, participaria en la batalla del Callao el 02 de mayo del año 1866, que obligaria a las fuerzas navales españolas a retirarse de las aguas peruanas y de las islas de Chincha rumbo a España.

Presidencia de Mariano Ignacio Pardo

En 1868, Cáceres decidió poner fin a su carrera militar y regresar a Ayacucho para vivir como un campesino. Sin embargo, volvió a la arena política en el año 1872 oponiéndose al golpe de estado del coronel Tomás Gutiérrez contra el presidente Jose Balta y el electo sucesor presidencial Manuel Pardo y Lavalle, fundador del Partido Civil y primer presidente civil de la Republica del Perú.

Su apoyo a la Presidencia de Pardo le valió el apoyo de los líderes del Partido Civilista y su nombramiento como jefe del batallón Zepita. Por lo tanto, en el año 1874, reprimió una rebelión liderada por el futuro presidente de Perú, Nicolás de Piérola en Moquegua. Para esta acción, se le concedió el rango de coronel y más tarde nombrado prefecto del Cuzco.

GUERRA DEL PACIFICO(1879-1883)

Campaña del Sur

Al comienzo de la Guerra contra Chile, llamada tambien Guerra del Pacifico, (5 de abril de 1879), Andres Avelino Cáceres fue enviado con su batallón Zepita a la provincia de Tarapacá. Allí, luchó contra el Ejército de Chile en las batallas de San Francisco y Tarapacá. En este última batalla, su intervención fue decisiva para lograr una victoria peruana con graves dificultades.

A pesar de esta victoria, el ejército peruano fue incapaz de detener la invasión chilena a territorio peruano y se vio obligado a retirarse al norte de la provincia de Tacna. Los chilenos desembarcarian al norte de esta posición, en Ilo, desde donde atacaron la posición peruana principal.

Cáceres jugó un papel importante en la reorganización del Ejército del Sur del Perú. Este ejército se desplegó alrededor de la ciudad de Tacna, junto con un ejército boliviano encabezado por el Presidente de Bolivia, el general Narciso Campero. Sin embargo, la inestabilidad política creada después de que Nicolás de Piérola derrocara a Mariano Ignacio Prado obstaculizo las acciones del ejército aliado en contra de los chilenos.

El 26 de mayo de 1880, la batalla del Alto de la Alianza se libró, en donde los chilenos derrotaron a los combinados del ejército boliviano-peruano. Avelino Cáceres tuvo una notable participación en esta acción, después de la derrota él se retiraría a Lima. Luego los chilenos tomarian el morro solar en la Batalla de Arica donde ofrendarían su vida muchos soldados entre ellos Francisco Bolognesi y Alfonso Ugarte.

Campaña de Lima

El dicatdor Nicolas de Piérola ordenó, a lo que quedaba del ejército, proteger la capital, Lima, junto con los ciudadanos, que fueron llamados a la lucha. Cáceres fue puesto al mando de la 5 ª división de la reserva. Sin refuerzos disponibles, y con la fuerza de asalto de Chile desplegada desde el Sur, los fuerzas peruanas fueron derrotadas en las batallas de San Juan y Miraflores. Avelino Cáceres fue herido en el combate en este última batalla y trasladado a Lima. Cuando la ciudad cayó en enero de 1881, escapó a Jauja, en las montañas del interior del Perú.

Desfile del ejercito chileno en el Jiron de la Union despues de la toma de Lima.

La Campaña de la Breña: "El Brujo de los Andes"

Como el oficial más antiguo de la región, Cáceres fue nombrado Jefe Politico Militar de los departamentos del centro (26 de abril de 1881). Se dedicó a organizar la resistencia contra la ocupación chilena, llevando a cabo una guerra de guerrillas para la cual movilizó a la población campesina. Gracias al apoyo local, las dificultades del terreno y su capacidad militar propia, Andres Avelino Cáceres derrotó a varias expediciones chilenas enviadas contra él en las batallas de Pucará, Marcavalle, Pucará de nuevo y La Concepción.

Por estas hazañas, fue apodado como el "Brujo de los Andes". Pero a pesar de todo su talento y determinación, finalmente fue derrotado por las fuerzas chilenas mejor armadas y entrenadas en la Batalla de Huamachuco (10 de julio de 1883). A pesar de que Caceres trato de reorganizar su ejercito, un gobierno peruano encabezado por Miguel Iglesias firmó el Tratado de Ancón (10 de octubre de 1883), reconociendo la derrota y puso fin a la guerra.

Primera Presidencia (1886-1890)

Después de la guerra, Cáceres se negó a reconocer a Miguel Iglesias como presidente por lo que estallo una guerra civil entre estas dos facciones. Evadió el ejército enemigo y atacó a Lima el 28 de noviembre de 1885, obligando a Iglesias a dimitir el 12 de diciembre. El país fue gobernado por un Consejo de Ministros presidido por Antonio Arenas, hasta que las nuevas elecciones se llevaran a cabo. El Partido Constitucional liderado por Avelino Cáceres ganó las elecciones como único candidato y asumió como presidente el 3 de junio de 1886.

El nuevo gobierno se enfrentó a una grave crisis económica debido a la enorme deuda y los graves daños causados ​​por la Guerra del Pacífico (Guerra contra Chile). Como solución para estos problemas, el gobierno de Cáceres participo en negociaciones con sus acreedores, cuyo resultado fue el Contrato Grace, firmado el 28 de octubre de 1888 y aprobado por el Congreso del Perú, el 25 de octubre de 1889. Según el acuerdo, el Estado peruano le entregaría el control de sus ferrocarriles, una concesión de guano y varias concesiones menores. A cambio, sus acreedores acordaron pagar la deuda del país y ampliar la linea del ferrocarril.

El Contrato Grace causo gran controversia, el gobierno de Cáceres fue acusado de haber vendido los activos más importantes del país a un precio muy bajo, entre otras cosas. En cualquier caso, el acuerdo permitió al gobierno para resolver su problema de deuda externa y aseguró la expansión de los ferrocarriles del Perú en un momento en que no había recursos públicos, para ninguna tarea.

Otras iniciativas emprendidas durante este periodo incluyen el fin de la utilización de billetes como moneda de curso legal, la separación de los ingresos del estado entre las del Gobierno central y los de los departamentos y una consolidación parcial de la deuda interna. Después de la victoria de Morales Remigio, el candidato oficial en las elecciones presidenciales del 13 de abril de 1890, Cáceres transfirió el poder a su sucesor el 10 de agosto del mismo año.

Segunda Presidencia (1894-1895)

Morales Bermúdez murió en el cargo el 1 de abril de 1894 y fue reemplazado por el vicepresidente Justiniano Borgoño. Las posteriores elecciones presidenciales fueron ganadas por Cáceres en medio de acusaciones de fraude. Su segundo mandato se inauguró el 10 de agosto de 1894.

Hubo brotes de rebelión generalizada en todo el país, las que finalmente se unieron bajo el liderazgo del ex presidente Nicolás de Piérola. Las fuerzas rebeldes atacaron Lima el 17 de marzo de 1895, la lucha que siguió fue detenidados días después por un armisticio firmado bajo los auspicios del cuerpo diplomático. Al reconocer su derrota y su impopularidad, Andres Avelino Cáceres renunció y huyo al exilio, seria reemplazado por una Junta de Gobierno provisional.

Años más tarde

Tras su caída, Cáceres vivió en Buenos Aires, Argentina desde 1895 hasta 1899. Regresó a Perú, pero dejó una vez más su pais, y tomo rumbo a Europa, donde se desempeñó como embajador de Perú en el Reino de Italia (1905-1911) y el Imperio Alemán (1911-1914). De vuelta en Lima, apoyó a Augusto B. Leguía en su campaña para la presidencia y su exitoso golpe contra el presidente José Pardo en el año 1919. El nuevo gobierno le otorgó el rango de Mariscal, el 10 de noviembre de 1919. Andres Avelino Cáceres murió el 10 de octubre de 1923 en la localidad de Ancón, a la edad de 90 años de edad.

Legado

En el Perú, Cáceres es considerado como una figura nacionalista. Su imagen simboliza la resistencia contra las fuerzas extranjeras por su oposición a la ocupación española de las islas de Chincha y, más importante, por organizar la resistencia contra Chile, enemigo tradicional del Perú.

En los últimos años, en reconocimiento de este simbolismo, un grupo de veteranos de guerra del Perú han organizado y adoptó el nombre etnocacerista después de Cáceres. Los etnocaceristas ahora componen la mayor parte del apoyo para el partido nacionalista peruano.

Un interesante legado se encuentra en la persona de Zoila Aurora Cáceres, una de sus hijas, quien dejó una ricas obras acerca del Mariscal Andres Avelino Caceres.