Tratados de Cordoba

Los Tratados de Córdoba son unos documentos que establecieron la independencia mexicana del imperio de España después de la conclusión de la Guerra de Independencia de México.
Fue firmado el 24 de agosto de 1821 en Córdoba, Veracruz, México. Los firmantes fueron el jefe del Ejército de las Tres Garantías, Agustín de Iturbide, y actuando en nombre del Gobierno español y Jefe Político Superior, Juan O'Donojú. El tratado de Cordoba cuenta con diecisiete artículos, que se desarrollaron sobre las propuestas del Plan de Iguala. El Tratado de Córdoba es el primer documento en el que gobierno español y las autoridades mexicanas aceptan la libertad de lo que se convertirá en el primer imperio mexicano, aunque no es hoy reconocido como el momento fundacional de la independencia, ya que estas ideas son a menudo atribuidos al Grito de Dolores (15 de septiembre de 1810).

Independencia mexicana del Imperio Español

En el tratado de Cordoba, Nueva España "Mexico" es reconocido como un imperio independiente, que se define como "monárquico, constitucional y moderado". La corona del Imperio Mexicano fue ofrecido a Fernando VII de España. En caso de que no se presentara en México dentro de los plazos que se determinen por las Cortes de México (parlamento) para tomar el juramento el cargo, la corona sería ofrecida en orden a sus hermanos, los Infantes Carlos y Francisco, y su primo, el archiduque Carlos o a otro individuo de una casa real, a quien las Cortes determinará. En el caso de que ninguno de estos aceptara la corona (como de hecho ocurrió), el tratado establece entonces que las Cortés pueden designar a un nuevo rey, sin especificar si la persona necesita pertenecer a una casa real europea.

La idea de esta última cláusula no se había considerado en el Plan de Iguala, y se añadió convenientemente por Agustín de Iturbide para dejar abierta la posibilidad de adjudicarse la corona. Al mismo tiempo, O'Donojú, como capitán general y jefe político superior, no tenía la autoridad para firmar un tratado, pero estaba interesado en la preservar la corona de México para la familia real española, y probablemente firmo sin tener en cuenta que Iturbide podría tener intenciones sobre la corona del nuevo estado.

Consecuencias: Primer Imperio Mexicana

El 27 de septiembre del año 1821, el Ejército de las Tres Garantías entró triunfalmente en la ciudad de México y al día siguiente la Declaración de Independencia del Imperio Mexicano fue promulgado. Las Cortes Españolas no aceptaron la validez del Plan de Iguala, ni el Tratado de Córdoba. Por lo tanto, el Congreso mexicano eligió a un monarca mexicano el año siguiente. Por tanto, Agustín de Iturbide fue proclamado emperador de México el 18 de mayo de 1822. La monarquía en México fue de corta duración, y después de la Revolución del Plan de Casa Mata, de tendencia republicana, fue establecido la republica como forma de gobierno.

Aunque más tarde, en el año 1863 se restableceria la monarquia a manos de Maximiliano de Habsburgo y se iniciaria el Segundo Imperio Mexicano, pero tambien de corta duracion hasta la restauracion republicana en 1867, emprendida por Benito Juarez y con la ayuda de los Estados Unidos de Norteamerica que no veía con buenos ojos el establecimiento de un monarquia europea en suelos americanos ( Leer: Doctrina monroe). Los republicanos lograron reestablecer la Republica Mexicana y expulsar a las fuerzas europeas francesas, austriacas, belgas, entre otras de forma efectiva.