Caida de constantinopla :Turcos mahometanos conquistan bizancio

El imperio romano de oriente o imperio bizantino ,con su capital en Constantinopla ,surgió cuando el emperador Teodosio dividió el imperio romano en el 396 d.c entre sus dos hijos sus hijos
-Honorio : le fue atribuido el imperio romano de occidente
-Arcadio : Con sus territorios se fundo el imperio romano de oriente

El imperio romano de occidente fue destruido y desapareció por las invasiones barbaras del siglo V.En cambio el imperio romano de oriente se mantuvo fuerte y en pie hasta los años 1453 en que cayo en manos de los turcos mahometanos , fanáticos islámicos

La caída de Constantinopla en manos de los turcos otomananos en 1453 fue un suceso histórico que, en la periodización clásica y según algunos historiadores, marcó el fin de la Edad media en Europa y el fin del último vestigio del imperio romano de Oriente y de la cultura clásica.

En el imperio bizantino se había realizado una brillante obra cultural al mantener las artes de las culturas clásicas de grecia y Roma que se adaptaron al imperio romano y que sobrevivieron gracias al imperio bizantino

Los turcos eran personas de raza amarilla que habitaban la región del turquestan, habían abrazado la mahometana o musulmana estaban decididos a conquistar la capital del imperio bizantino que era Constantinopla baluarte del cristianismo contra la expansión musulmana en la edad media
Los turcos estaban al mando del sultán mahomet II y procedieron a sitiar la ciudad por mar y tierra por espacio de varios mese y después proceder a invadirlo militarmente ,en ese tiempo gobernaba en Roma de oriente (bizancio) Constantino XI que se inmolo gloriosamente en su reino antes de sucumbir antes os turcos musulmanes ,cuando mahomet II ingreso a Constantinopla .Los turcos triunfantes establecieron su capital en esa ciudad que desde día fue llamaron Estambul,capital del imperio mahometano


























Desarrollo de la caida de Constantinopla

Cuando a fines de agosto de 1452, los turcos terminaron de construir la fortaleza de Rumelí Hisar en la orilla europea del Bósforo, a escasos kilómetros al norte de Constantinopla, y en noviembre hundieron a cañonazos a un navío veneciano desde esa posición, la amenaza sobre la capital bizantina se transformó en realidad desesperante.

A fines de marzo, el inmenso ejército otomano de 100.000 hombres comenzó a avanzar desde Adrianópolis hacia el estrecho del Bósforo que separa a Europa del Asia. Ante el avance otomano, el emperador Constantino IX Paleólogos ordenó un rápido censo de todos los hombres aptos, incluidos los monjes capaces de tomar armas. El resultado fue todavía peor de lo que había temido; tras nueve visitas sucesivas de la peste negra en el siglo precedente, Constantinopla habla perdido el 40 % de su ya menguada población. Constantino contaba con menos de siete mil hombres para defender unos 22 kilómetros de murallas. El lunes 2 de abril, los vigías bizantinos descubrieron las vanguardias del ejército del sultán Muhammad. El emperador Constantino ordenó inmediatamente que se cerraran todas las puertas de la ciudad, que se destruyesen todos los puentes sobre los fosos, y que se echara la inmensa cadena sobre las aguas para obturar el Cuerno de Oro.

El cisma entre las Iglesias católicas Romanas y ortodoxa había mantenido a Constantinopla distante de las naciones occidentales e, incluso durante los asedios de los turcos musulmanes, no había conseguido más que indiferencia de Roma y sus aliados. En un último intento de aproximación, teniendo en vista la constante amenaza turca, el emperador Juan XIII promovió un concilio en Ferrara, en Italia, donde se resolvieron rápidamente las diferencias entre las dos confesiones. Entretanto, la aproximación provocó tumultos entre la población bizantina, dividida entre los que rechazaban a la iglesia romana y los que apoyaban la maniobra política de Juan VIII.

Comienzo de la invasión

El sitio comenzó oficialmente el 7 de abril de 1453, cuando el gran cañón disparó el primer tiro en dirección al valle del rió Lico, junto a la puerta de San Romano, que penetraba en Constantinopla por una depresión bajo la Muralla, lo cual posibilitaba el posicionamiento del cañón en una parte más alta. La muralla, hasta entonces imbatida en aquel punto, no había sido construida para soportar ataques de artilleria, y en menos de una semana comenzó a ceder, pese a ser la mejor arma contra los otomanos, ya que constaba de tres anillos gruesos de murallas con fosos de entre 30 y 70 metros de profundidad. Todos los días, al anochecer, los bizantinos se escabullían fuera de la ciudad para reparar los daños causados por el cañón con sacos y barriles de arenas, piedras despedazadas de la propia muralla y empalizadas de madera, mientras los defensores se defendían con sus arqueros mediante lanzamientos de flechas y con ballesteros de dardos

Mehmed ordenó que las tropas descansasen el día 28 de mayo para prepararse para el asalto final en el día siguiente, ya que sus astrólogos le habían profetizado que el día 29 sería un día nefasto para los infieles. Por primera vez en casi dos meses, no se oyó el ruido de los cañones ni de las tropas en movimiento. Para romper el silencio y levantar la moral en el momento decisivo, todas las iglesias de Constantinopla tocaron sus campanas durante todo el día. El Emperador y el pueblo rezaron juntos en Santa sofia por última vez, antes de ocupar sus puestos para resistir el asalto final, que se produjo antes del amanecer.


















Mehmed II entró en la ciudad por la tarde, junto a sus generales Zaganos Pasha y Mahmud Pasha , y ordenó que la catedral (Santa Sofía) fuese consagrada como Mezquita. En un principio prometió a sus hombres un saqueo de 3 días, pero impidió que tocaran Aya Sofía maravillado por ella y ofreció a todos sus habitantes quedarse en sus casas con sus bienes. El contingente bizantino recibió autorización para residir en la ciudad bajo la autoridad de un nuevo patriarca, el teólogo Jorge Scolarios, que adoptó el nombre de Genadio II, designado por el propio Sultán para asegurarse de que no habría revueltas. Desde entonces quien tenía el control religioso de Palestina fue Atenas.

De cualquier forma, fue el fin del último reducto de la cultura clásica, el último vestigio del Imperio Romano. Constantinopla fue llamada desde ese entonces Islambul (ciudad del Islam, ahora Estambul) y pasó a ser la capital de un nuevo imperio que llegaría hasta las mismas puertas de Viena, el imperio Otomano

Conmoción en Europa

La caída de Constantinopla causó una gran conmoción en Occidente, se creía que era el principio del fin del cristianismo. Los cronistas de la época confiaban en la resistencia de las murallas y creían imposible que los turcos pudiesen superarlas. Se llegaron a iniciar conversaciones para formar una nueva cruzada que liberase Constantinopla del yugo turco, pero ninguna nación pudo ceder tropas en aquel tiempo. Los mismos genoveses se apresuraron a presentar sus respetos al Sultán y así pudieron mantener sus negocios en Pera por algún tiempo. Con Constantinopla, y por ende el Bosforo, bajo dominio musulmán, el comercio entre Europa y Asia declinó súbitamente. Ni por tierra ni por mar los mercaderes cristianos conseguirían pasaje para las rutas que llevaban a la India y a China , de donde provenían las especias usadas para conservar los alimentos, además de artículos de lujo, y hacia donde se destinaban sus mercancías más valiosas.

De esta manera, las naciones europeas iniciaron proyectos para el establecimiento de rutas comerciales alternativas.Portugueses y españoles aprovecharon su posición geográfica junto al Océano Atlántico para tratar de llegar a la India por mar. Los portugueses trataron de llegar a Asia circunnavegando África, intento que culminó con el viaje de Vasco da gama entre 1497-1498. En cuanto a España, los Reyes católicos financiaron la expedición del navegante Cristóbal Colón, quien veía una posibilidad de llegar a Asia por el oeste, a través del Océano Atlántico, intento que culminó en 1492 con el arribo a América, dando inicio al proceso de ocupación del Nuevo Mundo. Los dos países, otrora sin mucha expresión en el escenario político europeo, ocupados como estaban en la Reconquista, se convirtieron en el Siglo XVI en las naciones más poderosas del mundo, estableciendo un nuevo orden mundial.

Contribución a la difusión de la cultura clásica

Otra importante consecuencia de la caída de Constantinopla fue la huida de numerosos sabios griegos a las cortes italianas de la época, lo que auspició en gran medida el renacimiento.

Por último, la tradición cultural griega habla sobre una profecía referida al porvenir de la ciudad: "Un Constantino la construyó, un Constantino la perdió y un Constantino la recuperará".


3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿¿¿¿y por qué no dice que dos siglos antes de ser tomada por los turcos -entre los que colaboraban cristianos como los artilleros de sus cañones inmensos- Constantinopla ya fue tomada, destruída y saqueada por los cruzados cristianos????, por los mismos cristianos católicos que dirigieron una cruzada fundamentalista y yihadista contra cristianos ortodoxos en lugar de contra musulmanes??? por qué no dice que los cruzados se alistaron entre franceses, ingleses, alemanes, venecianos y genoveses que nunca nunca habían sido ni invadidos ni ofendidos por "los árabes"?? y por qué no dice que un siglo antes de 1453 franceses, borgoñones, navarros y catalanes -cristianos católicos todos ellos- se disputaban 'manu militari' entre ellos los despojos del imperio bizantino saqueando y esclavizando desde Albania a Asia, desde el Egeo a Bulgaria?? por qué no dice que en 1453 Bizancio no fue socorrido de ningún país cristiano europeo??????

BASTA YA DE MENTIR!!! BASTA YA DE ISLAMOFOBIA FALSIFICADA!!!

Anónimo dijo...

La caida de Constantinopla 1453 fue lo q marco como una rica cultura fue envidiada pisoteada por todas las potencias.
durante años que los bizantinos llevaban combatiendo a los catolicos y frenando el avance islamico.
Constantinopla sufrio bastante pero lo que mas duele saber es que ahora se llama estambul. los turcos destruyeron la cuidad de una magnifica cuidad la pasaron a una casa de suministros de los turcos hacia europa donde los animales defecaban en tan hermosa cuidad
solo espero que algun dia se cumpla la profecia.

"Un Constantino la construyó, un Constantino la perdió y un Constantino la recuperará".

Anónimo dijo...

Anonimo
Señores comentaristas, dejeme decirles lo siguiente; lo que la historia nos registra hoy, no es sino cumplimiento de las profecías bíblicas; esas invasiones como otras tantas y la misma caída de los 4 grandes imperios mundiales; babilonia, Medos Persa, Grecia y la roma imperial; favor leer Daniel capitulo 2, de las sagradas escrituras; así como la invasión de las triuos barbaras a la Roma Occidental y finalmente la caida de Constantinopla por los otomanos, no es sino una prueba de la veracidad de la palabra de Dios; leer apocalipsis 8:7 en adelante...

Que Dios les bendiga a todos los que lean este comentario